Cumhur Jay: la mitad de The Zombie Kids es mucho más avant-garde de lo que nunca pensarías

Quedarse en que Cumhur Jay fue la mitad de The Zombie Kids es una injusticia muy jodida… Sobre todo porque ha lanzado un disco que es pura maravilla.

 

¿DE DÓNDE SALE? Si nos preguntamos que de dónde sale (geográficamente) Cumhur Jay, la respuesta no es demasiado sencilla, la verdad. Este hombre es un británico de pura cepa que, sin embargo, tiene origen turco y que en el año 2009 decidió comprobar por qué todo el mundo decía que Madrid molaba tanto. Por eso se mudó a la capital española. Ahora bien, también podemos preguntarnos de dónde sale (figuradamente) Cumhur Jay. Y entonces la respuesta es más sencilla y sorprendente, aunque también más equívoca. Porque en algún momento habrá que decirlo: este hombre fue la mita de The Zombie Kids.

Pero que nadie se quede en ese dato, porque seria injusto para el artista y para su música. Al fin y al cabo, desde el año 2014, Cumhur Jay abrió una estimulante vía de escape hacia otros sonidos. Lo hizo creando su propio sello discográfico, llamado HIGH:Controlla, y convirtiéndolo en el corazón de su mutación. O transformación. O como quieras llamarlo. Yo prefiero verlo como una búsqueda de una voz artística íntima, personal y más real. Olvídate de la actitud de los Zombie Kids: lo de Cumhur Jay en solitario es electrónica avant-garde, IDM apostando por lo emocional más que por lo cerebral y paisajes sintéticos donde priman los ritmos aliterados hasta el infinito. Ese mismo infinito en el que el artista quiere hacerte perder la cabeza.

Cumhur Jay

NOS TIENE TÓ LOCOS PORQUE… Es imposible no ver lo de Cumhur Jay como uno de los pasos al frente más valientes de la electrónica actual. Tras petarlo lo más grande con The Zombie Kids, hace falta valor (y unos huevacos bien puestos) para romper con todo y decidir que prefieres explorar caminos musicales mucho más experimentales. También mucho menos populares (a priori). La cuestión es que aquella decisión aparece ahora como justificada y exitosa gracias al primer álbum de Cumhur Jay, titulado “Dyschronometria” (Subterfuge, 2016). ¿No te parece un nombre alucinante? Sí, la “discronometría” existe y es una disfunción que provoca una ausencia total del sentido del paso del tiempo. No hace falta que vuelva a utilizar la metáfora del infinito, ¿verdad?

PREDICCIÓN DE FUTURO. Por ahora, Cumhur Jay está destinado a petarlo lo más grande con el nuevo videoclip de su temazo “On & On“… No en vano la pieza está realizada por Akihiko Taniguchi, colaborador habitual de Holly Herndon (para la que realizó el videoclip maravilloso de “Chorus“). Más todavía: está protagonizada por el avatar del mismo artista en “Second Life“. Eso sí, en lugares inverosímiles, bailes maravillosos y un dulce surrealismo in crescendo. ¿Qué vendrá después? Si “Dyschronometria” no sitúa a este hombre entre lo mejorcito de la nueva hornada de electrónica mundial, es que mal vamos. Ah, claro, y Sónar 2017. Recemos para que eso también venga después.

DOS Y DOS SUMAN CINCO. Avant-garde electrónico + IDM con más corazón que cerebro + discronometría + paraísos digitales = Cumhur Jay

MÁS EN… su Facebook y en la web de HIGH:Controla.

MIRA. On & On

No Hay Más Artículos

Send this to a friend