Dionisia Pop!” (editado por Grupo AJEC), de Fco. Javier Pérez, es una trampa en forma de libro. Atrae por la promesa que hace al lector potencial con la sola concepción de su título y con el diseño de su portada. Se nos invita, en apariencia, a un interesante encuentro entre la cultura pop y la literatura a través de una efectiva ruptura.

Pero, ¿con qué nos encontramos al adentrarnos en la lectura? Me temo que, en mi opinión, topamos con un autor que busca la innovación en el artificio pero que no consigue darle alma a su texto. Cuentos vacíos que intentan sorprendernos. Aunque pueda parecer trágico, este jovenzuelo que parece querer romper con todo no hace más que acudir a los clichés propios del sector: física cuántica, ciencia ficción dura, superhéroes, etcétera. Si hasta incluso añade, en uno de los cuentos, un trillado texto en contra del capitalismo que, en su momento, era incluido en foros de presuntos transgresores y anarquistas de pega. Para un alma impresionable puede ser rompedor, pero acaba por ser un molesto ruido de fondo, una canción trillada que hace que uno sonría cínicamente ante la tentativa casi infantil de llamar la atención de estos niños que, intentando acabar con los estamentos, no hacen más que formar parte del sistema.

Así, el escritor busca contextos y vocabulario para sus cuentos que los hagan parecer grandes impertinencias rebeldes propias del nuevo milenio. Pero acaba siendo eso: el artificio por el artificio. Una insolencia y un exceso de pretensión que matan la obra, que transforman ese intento de espíritu picaresco pop en un chiste malo, una parodia de sí mismo (pero no al estilo genial de algunas obras que buscan ser parodias de sí mismas, no nos confundamos). Resultado: un autor que habla mucho (demasiado) sin decir nada.

[Julián Q.]

No Hay Más Artículos

Send this to a friend