Doble Pletina: “También fuimos poperos del FIB”

“Así Es Como Escapó” ya es uno de los mejores discos del año… Así que es el mejor momento para hablar con Doble Pletina sobre esto (y muchas cosas más).

 

La historia fue tal que así: podríamos decir que Doble Pletina nacía en el año 2010, que es precisamente cuando Laura Antolín y Marc Ribera, tras militar en varias formaciones barcelonesas (entre ellas, Abrevadero, una banda consagrada a versionar canciones molonas), deciden empezar a componer y a grabar juntos. Luego llegarían a la formación Jaume Cladera, Francina Ribes y Cati Bestard… Y empezarían a llover los hits. Primero fue “Musica Para Cerrar Las Discotecas“, que no tardó en convertirse en un verdadero himno patrio. Y, un poquito más tarde, fue el momento de volver a creer que la música puede contagiarte ganas de vivir (algo que no se estilaba mucho por entonces) con el temazo “Cruzo Los Dedos“.

¿Siguiente paso? Está claro, evidentemente: tocaba lanzar disco en largo, pero lo que no tocaba y sin embargo es lo que acabó pasando, fue más bien que Doble Pletina pusieron sobre la mesa un álbum conceptual que, ya desde su propio título, proponía un viaje “De Lo Concreto A Lo General” (Jabalina, 2013). Puede que en nuestro país seamos algo adictos a hablar de grupos recién llegados como si fueran valores totalmente asentados y seguros, clásicos instantáneos. Pero es que en este caso el hype estaba justificado por una visión del pop que bebía del pasado inmediato de la música en nuestro país y, a su vez, conseguía impulsar sus canciones hacia el futuro por la vía de unas letras impecables, impactantes en su engañosa sencillez.

Al debut le siguieron un buen puñado de actuaciones pletóricas… Y, a partir de ahí, la maquinaria volvió a ponerse en marcha en dirección al obligado segundo disco. La temida reválida. Por el camino, Cati se fue a vivir a EEUU y, en su lugar, entró en el grupo Jordi Llobet. Y, antes de que pudiéramos preguntar “¿os está afectando el camb..?” ya teníamos ante nosotros su nuevo trabajo, el sublime “Así Es Como Escapó” (Jabalina, 2016), destinado a liderar las listas de lo mejor de este año 2016 que todavía está muy lejos de finalizar.

Más todavía: Doble Pletina actuaron en el pasado Primavera Sound 2016 y brillarán de forma fulgurosa entre la programación del próximo FIB 2016. Entre medias, también ofrecerán actuaciones más cercanas e íntimas, como la inminente presentación del disco que ofrecerán en Madrid (Sala Siroco) el próximo sábado 11 de junio… ¿No te apetece preparar el terreno dejando que sean ellos mismos quienes expliquen en qué punto se encuentra Doble Pletina? [Más información en el Facebook de Doble Pletina] [FOTOS: Alba Cros]

 

Doble Pletina

La culpa es vuestra: hacéis discos tan cercanos que gente como yo que no os conoce de nada tiene la sensación de conoceros de toda la vida. Así que, haciendo como hace la gente que se conoce de toda la vida pero hace tiempo que no se ven, os pregunto: ¿pero qué habéis estado haciendo este tiempo? Y que conste que os lo pregunto más como personas que como banda… 

Hemos cambiado de trabajo, de pareja, de peinado. Hemos hecho canciones, hemos tocado con Doble Pletina y con otros grupos. Realmente nos ha dado tiempo a hacer bastantes cosas: Francina se ha liado a hacer fanzines, Jaume tiene un huerto urbano en su casa, Marc ha aprendido a hacer micheladas, Jordi ha fundado Pacífico y Laura ha conseguido hacer que unas plantas canten. No son muy interesantes, pero aquí las tienes pormenorizadas.

Cati se fue a vivir fuera y, por lo tanto, hubo un proceso de cambio con la incorporación de Jordi a la batería. ¿Qué tal fue ese proceso (en lo profesional y, si me lo permitís, en lo emocional)? En lo profesional no supuso ningún trauma la marcha de Cati y la adopción de Jordi en el grupo: es un batería talentosísimo y muy aplicado. En muy pocos ensayos ya dominaba las canciones antiguas y ya estaba pensando arreglos para las nuevas. En lo emocional, seguimos echando mucho de menos a Cati en Barcelona, claro… El lado bueno es que hemos ganado un nuevo coleguilla en Jordi, y que tenemos a alguien a quien visitar en Nueva York. Como por lo visto las imágenes valen más que las palabras, podéis ver una reconstrucción dramatizada de la respuesta a esta pregunta en el siguiente vídeo…

 

 

De lo que más se está hablando al respecto de “Así Es Como Escapó” es de que ha supuesto un cambio en vuestra forma de grabar… ¿Cuál ha sido ese cambio?

 En nuestro anterior disco, “De Lo Concreto A Lo General”, estuvimos preparando las canciones para grabarlas como si fuéramos a tocarlas en directo. Apenas teníamos experiencia en estudios de grabación, y nos sentíamos con la obligación de tenerlo todo estudiado y preparado al dedillo.
 En esta ocasión, sin embargo, empezamos por pensar cuidadosamente cómo queríamos que sonaran las canciones en el disco, y no nos preocupamos por cómo las tocaríamos en directo hasta una vez grabadas. Ese sería el resumen rápido. En consecuencia, ha quedado un disco con arreglos más digitales, que en algunos casos han llegado directamente al disco desde las primeras demos grabadas en casa sin pasar por el local de ensayo.

En los créditos de estudio aparece Elsa de Alfonso a la producción, aunque me consta que los que habéis llevado la voz cantante sois vosotros mismos. ¿Cuál ha sido su papel y dónde podemos rastrear su influencia en el “Así es como escapó”?

 Elsa ejerció de asesora en muchos campos. Empezó por hacernos un tutorial práctico para enseñarnos a usar la cabina de grabación y, más tarde, nos fue dando feedback y recomendaciones sobre las canciones a medida que las grabábamos y mezclábamos.

Más allá de este cambio de procedimiento de grabación: ¿qué vamos a encontrar en “Así Es Como Escapó” que nunca hayamos escuchado antes en Doble Pletina? 

Si lo que quieres son novedades tremendísimas te vas a llevar un chasco, desde luego. Estamos reservando la parafernalia y los fuegos artificiales (coros de góspel, tecnazo, mariachis, arreglos sinfónicos) para futuros lanzamientos. 
De momento, hemos introducido algunas nuevas sonoridades en forma de colaboraciones: Evripidis toca un piano acrobático y romántico en “Electrobolero“, y nuestro amigo Andrés Gil ha aportado una tristísima flauta travesera al estilo de Morricone para el final de “De La Casa, Del Jardín“.

Por el contrario, ahora ya con dos discos a la espalda, ¿qué encontramos en el ADN de “Así Es Como Escapó” que nos lleve a identificarlo como un disco cien por cien Doble Pletina?

 Desde la primera maqueta tenemos el propósito de que las canciones sean lo más importante, más allá de su revestimiento o acabado, y creemos que esto define en gran medida nuestra música. Uno de nuestros rasgos distintivos es que nos obsesionamos con limpiar y depurar las canciones para intentar reducirlas a su esencia y dejarlas solamente con los arreglos justos.



A mi, personalmente, el disco me chifla porque me permite ponerme nostálgico pensando en referencias a mi pasado como popero del FIB’99 pero sin sentirme viejuno, sino más bien parte del presente musical, del aquí y ahora. Y, aun así, soy incapaz de desentrañar cómo ocurre esa magia… ¿Cómo conseguís ese equilibrio perfecto? 

Lo único que se nos ocurre para explicar lo que te sucede es que algunos de nosotros también fuimos poperos del FIB y es posible que tengamos debilidades parecidas… ¿Tiene sentido? Por otra parte, no dejamos de vivir en el presente y hay artistas contemporáneos, como Beach House o Molly Nilsson, que probablemente nos han influido también.

Doble Pletina

Otra cosa que me parece maravillosa es que publiquéis con Jabalina, que es uno de los últimos bastiones del pop patrio… ¿Vuestra elección de editar en este sello vino por su pasado histórico o porque en el presente siguen luchando por encontrar el pop pluscuamperfecto?

 Seguramente no sea muy romántico pero, a decir verdad, más allá de su línea estilística o su legendario pasado, nos decidimos por Jabalina por las facilidades que nos ofrecieron en el momento de preparar nuestro primer disco, aunque seguramente también tuviera que ver el hecho de que en aquel momento estuvieran en el sello algunos grupos muy queridos, como Parade y Klaus & Kinski.

Antes hablaba de referencias del pasado, y supongo que ya estaréis hasta el toto de que os pregunten por la misma gente siempre. Pero bueno, ahí voy yo de nuevo, lo siento. ¿Qué tal el Donosti Sound? Fans, ¿no? Pues claro que estamos hasta el gorro y claro que somos fans, pero no tienes nada por lo que disculparte. Family, La Buena Vida y Le Mans son grupos que hemos escuchado mucho, que no han dejado de gustarnos y que seguro que tienen que ver con nuestra forma de hacer canciones.

¿Y cuál es vuestra relación con Vainica Doble?

 Recientemente hemos participado tocando versiones en la presentación en Barcelona del “Cancionero Ilustrado” editado por Morsa, para el que Marc aportó una ilustración. Nos chiflan. Aunque ya conocíamos las canciones de antemano, al preparar las versiones no dejábamos de descubrir detalles sorprendentes en las estructuras o en las armonías de las voces que nos hicieron enamorarnos todavía más de ellas.

Ahora una pregunta a lo mejor os sorprende, pero “Electrobolero” me recuerda al espíritu de Carlos Berlanga… ¿Me he quedado chalado o también es alguien que os mola? 

¡Qué bien! Alguna vez nos lo han comentado, pero definitivamente es algo que nos gusta oir. También nos han dicho que les recuerda a Miguel Bosé o a Mocedades. Si decidimos nosotros, nos quedamos con Berlanga de mil amores.

Y, oye, para evitar eso de que siempre os pregunten por la misma gente: ¿hay alguna influencia sobre la que NUNCA os han preguntado pero de la que os encantaría hablar? 

Esto de citar las influencias es más complicado de lo que pueda parecer. Es difícil saber qué parte de lo que nos emociona y obsesiona acaba apareciendo en nuestra propia música. Hay que inspirarse de forma muy consciente en algo para poder afirmar alegremente que es una influencia.

 

 

En resumidas cuentas, y hablando del presente, ahora mismo ¿qué os chifla y qué os amuerma? Lo que nos amuerma es difícil de recordar, así que nos es más fácil hablar de las cosas que nos chiflan y que nos han ayudado a dirigir alguna de las canciones del disco. En este sentido podemos citar a Petite Noir o Flavien Berger.

Vale, ahora ya a modo de curiosidad personal… “Tenemos Lagos” demuestra que no sólo sois una banda narrativa, sino que también dibujáis paisajes con la música. ¿Era esa la intención?

 Tenemos Lagos” está planteada como una nana o canción de cuna para la razón. Quiere ser una especie de letanía que sirva para adormecer el sentido común y que pueda haber espacio para imágenes poéticas que no vayan vinculadas a la lógica. No sabemos todavía exactamente en qué medida funciona.

En el disco existen (para mi), dos grandes declaraciones de intenciones. La primera es “Nada”: ¿una oda al nihilismo? 

Estamos a favor de la libre interpretación de las letras, así que si a ti te lo parece, no somos nadie para llevarte la contraria… Aunque no lo habíamos pensado hasta ahora. “Nada” es una canción que declara repetidamente que no habla de nada, aunque a medida que se desarrolla queda patente que realmente habla precisamente de todo aquello que niega. Obsesivamente. Nos parecía interesante hacer una canción sobre la voluntad de negación de las cosas evidentes. Nos viene a la mente el “no nos aburrimos nunca y no estamos nunca solos” de “Cambio de Idea” de Astrud. ¿Quiere decir eso o precisamente todo lo contrario?

La segunda declaración de intenciones es “Soltera”… Sois conscientes de que se va a convertir en el himno oficial de las poppies solteras para las próximas décadas, ¿verdad? No diríamos tanto. Realmente la canción habla de un estadio anterior a la soltería, justo el momento en que ves claro que tu relación ha acabado pero te asusta lo que se te viene encima. Le pasa a todo el mundo, ¿verdad?

Hablando de himnos: “Morimos de amor, amamos lo nuevo” en “Llenamos Vacíos”, una canción que se abre como repetición de cosas obvias que hacemos pero que explota con estas dos frases y con el escapismo de la guitarra final. ¿De dónde sale una canción tan bella pero extraña como esta?

 Esta canción es el enlace entre una música y una letra hechas cada una por su lado. Las dos cosas nos gustaban mucho, pero no conseguíamos desarrollarlas con éxito hasta que una tarde feliz descubrimos que la letra que no sabíamos musicar y la música que no sabíamos llenar de letra estaban hechas la una para la otra. Quizás por eso resulte diferente a otras de las canciones del disco y quizás por eso sea tan querida por nosotros.

Esto no es una pregunta… Pero sólo quería deciros que “Vuelve el Ruido” es la mejor canción de este año. Y ya. En serio. Muchas felicidades por esta maravilla y, sobre todo, por conseguir que algo tan complejo como facturar una canción pop perfecta parezca algo tan sencillo.

 ¡Vaya, pues muchas gracias!

 

 

Así es como escapó” es la primera frase de la última canción “De La Casa, Del Jardín”… Y la verdad es que lo de escapar, el escapismo, me parece la gran constante del disco. ¿Es así?

 Una vez acabado el disco nos dimos cuenta de esto, que prácticamente todas las canciones del disco tratan el tema de la huída o la superación de la realidad por diferentes vías.
 Ya hemos comentado algunos casos antes: “Nada” lo hace a través de la negación, “Tenemos Lagos” recurriendo al inconsciente y, en el caso de “De La Casa, Del Jardín”, es una aproximación mucho más literal y cinematográfica a la huída. Descubrir este factor común en las canciones hizo que nos pareciese buena idea rescatar esa frase, “así es como escapó”, como título para el disco.

¿Creéis que el escapismo es la única -o, por lo menos, la mejor- opción en el año 2016, ante el panorama que estamos viviendo? 

No solo para 2016: el escapismo y otros mecanismos para evadir la realidad hacen que se pueda mantener la cordura y hacer las cosas más soportables en muchas ocasiones.

Estáis en el Primavera y en el FIB, pero también seguiréis haciendo actuaciones de aforo más pequeño… ¿Qué podemos esperar del directo de “Así Es Como Escapó”?

 Tal como te contábamos antes, “Así Es Como escapó” es un disco que se ha construido básicamente en nuestras casas y en el estudio, sin pasar apenas por el local de ensayo. Por eso no nos planteamos los directos como una reconstrucción literal del disco, sino que muchas canciones sonarán muy diferentes a como están grabadas en cuanto a instumentación y arreglos. Nos apetece mucho poder jugar en directo a ir cambiando y reinterpretando las canciones, que sean algo vivo. ¡Estamos muy ilusionados con esto!

Ya sé que ahora estáis concentrados en el recientísimo nuevo disco y que, la verdad, mirando hacia atrás parece que os gusta hacer las cosas con tiempo, a vuestro ritmo y en vuestros términos… Pero ¿cómo os veis de aquí a diez años?

 La única tranquilidad que se puede conseguir ante el vértigo que ocasiona una pregunta tan angustiosa (¡10 años!) es pensar en bandas como Yo La Tengo, que han ido haciendo sus discos pausadamente y avanzando a su ritmo. Algo así estaría muy bien.

 

No Hay Más Artículos

Send this to a friend