Pocas veces nos podemos encontrar con un título tan explícito para un álbum como el que nos ocupa hoy. “Ukulele Songs” (Universal, 2011) es un disco compuesto íntegramente de canciones que tienen como armazón ese pequeño instrumento de cuatro cuerdas de origen hawaiano de un sonido que no admite términos medios. Seamos realistas: hay que tenerlos bien puestos para decidirte a producir un álbum con estas características… Por lo tanto, la conclusión que se extrae es que Eddie Vedder va sobrado de esto, aunque posiblemente cualquiera lo estaría si gozase de una de las voces más privilegiadas (por no decir la más) del rock actual, y no tan actual. Que Vedder es un tío talentoso ya lo sabemos desde hace dos décadas, cuando le dio por ponerse al mando de una banda más (por aquel entonces) del movimiento grunge americano y convertirla en la más exitosa (con permiso de Nirvana), conduciéndola a través de numerosos y dignos trabajos a la situación excepcional en la que se encuentran ahora con miles de fans alrededor de todo el mundo. Por otra parte, Vedder también ha destapado sus virtudes en solitario en más de una ocasión, con múltiples colaboraciones y bandas sonoras (seguramente os esté viniendo a la cabeza la que se marcó para acompañar a la ya casi mítica “Into the Wild“).

Pues bien, “Ukulele Songs” retoma el camino en solitario justo donde el músico de Illinois lo había dejado hace cuatro años. Las similitudes aquí aparecen mayormente en relación a la mencionada banda sonora además de con el último trabajo de Pearl Jam, ese interesante “Backspacer” (Monkeywrench, 2009) en el que nuestro protagonista se animó a incluir más acústicas de las que nos tiene acostumbrados en los largos del quinteto. “Ukulele Songs” se trata de dieciseis breves piezas cuya gran virtud subyace en la belleza y la fuerza de la voz del artista, que es capaz de llenar sin aparente complicación el lógico vacío que se crea cuando el único acompañamiento del que se dispone es del de un simple ukelele. Aquí podemos encontrar una reintrepretación más que digna de un tema de Pearl Jam (esa inicial “Can´t Keep” recuperada de su “Riot Act” -Sony, 2002-) o colaboraciones de lo más interesantes, como la de Cat Power en “Tonight You Belong to Me” o la de Glen Hasard de The Swell Season en su bonita versión de The Everly Brothers, “Sleepless Nights”. Sin embargo, y asumiendo que el concepto del disco es totalmente acústico, aquí se echan de menos momentos algo más animados como los que se nos ofrecieron en “Into the Wild“. Y es que una pizca de percusión o de electricidad en un momento dado puede hacer que una canción pase de buena a excelente de manera inmediata. Es por ello que este “Ukulele Songs” puede llegar a resultar un poco plano por momentos, pues si bien hay unas cuantas composiciones que destacan, como puedan ser ese primer adelanto que fue “Longing to Belong” o “You´re True”, ademñas de las ya mencionadas, la realidad es que el resto pasan bastante desapercibidas.

Esta nueva aventura en solitario de Vedder gustará a los amantes del particular sonido del ukelele, porque sinceramente poco más se puede hacer con cuatro cuerdas aunque, claro, acompañarlas con una voz así es jugar con ventaja. Ahora bien, a los que no les entusiasme o simplemente lo encuentren un instrumento demasiado repetitivo como para grabar dieciseis temas con él, disfrutarán con este trabajo de forma pasajera, pero sin ir mucho más lejos. Al fin y al cabo, no es más que una buena manera de olvidarse de Pearl Jam: una obra limitada en la que el principal atractivo reside, como ya hemos mencionado, en la voz de Eddie, aunque la prefiramos, claro está, dirigiendo al mítico quinteto de Seattle.

No Hay Más Artículos

Send this to a friend