el-guincho

El Guincho no sólo anuncia que en diciembre lanzará su nuevo disco “Hyperasia”… Sino que nos deja alelados confirmando que tendrá formato de wearable.

 

Mientras el común de los mortales estamos embarcados en una gilipollez de debate en torno a los wearables (¿Wearables sí o no? ¿Apple Watch u otras marcas? ¿Sólo relojes o ahora también anillos y otras prendas?), hay artistas que van muchos pasos por delante de nosotros… Es el caso, por ejemplo, de Pablo Díaz-Reixa. Mucho se ha especulado sobre el regreso de El Guincho, sobre todo porque su anterior disco, el todavía muy vigente y sorprendente “Pop Negro” (CANADA, 2010), ya ha cumplido un lustro y hay ganas de nueva ración de esa aproximación siempre fresca de Díaz-Reixa a la música.

Pero, ojito, porque el nuevo movimiento de El Guincho es, cuando menos, sorprendente. Y es que su nuevo disco no va a ser un disco, sino un wearable en toda regla. De hecho, tampoco va a ser un reloj ni nada que creas que ya has visto con anterioridad: “Hiperasia” (CANADA / Everlasting, 2015) se empezará a revelar el próximo mes de diciembre, que será cuando los fans de Díaz-Reixa podrán adquirir una primera tirada de sudaderas y pulseras conectadas que, chip NFC mediante, serán la puerta de acceso a un universo virtual que será precisamente donde se desarrollará el imaginario (visual y musical) de “Hiperasia“.

Por ahora, es inminente que CANADA ruede el videoclip del primer single extraído del tercer disco de El Guincho. La canción elegida ha sido “Cómix“, y por ahí dicen que su colaboración con La Mala Rodríguez en este corte es simple y llanamente sublime. Mientras tanto, ya podemos ir escuchando otros de los temas de “Hiperasia“, que se titula “(Con Un) Rotu Seco” y que sorprenderá a todos aquellos que le den al play esperando un paisaje de exuberancia tropicalista, ya que la canción se aproxima más bien a los future beats que están redefiniendo el legado del r&b digital.

Todo ello, claro, con ese inconfundible sello El Guincho que aquí se hace patente, por ejemplo, en esa forma sutil en la que se te quedan en la cabeza disparos certeros como lo de “qué putada“. Sí, qué putada que tengamos que esperar todavía dos meses para introducirnos en el mundo de “Hiperasia“.

 

No Hay Más Artículos

Send this to a friend