el-rayo-mortal

Da gusto volver de vacaciones y encontrarse con alguna que otra novedad jugosa, pero si una de ellas es “El Rayo Mortal del ya legendario Daniel Clowes, uno solo puede gritar y saltar de júbilo. De la mano de Random House Mondadori llega por primera vez a España esta obra, y venía siendo hora ya que pudiéramos tener entre las manos uno de los trabajos más redondos del estadounidense. “El Rayo Mortal” apareció por primera vez en el lejano 2004 en el número 23 de la mítica serie Eightball. Esta fue la serie por la que Clowes se llevó a casa, como quien no quiere la cosa, tanto un Eisner como un Harvey y un Ignatz. Ahí es nada.

El rayo mortal” repasa la vida de Andy, un adolescente marginado por sus compañeros y que repudia a todos los seres humanos con la excepción de su abuelo y Louie, su mejor amigo. La vida de Andy no difiere mucho de la de cualquier otro joven incomprendido hasta que un día, por pura casualidad, descubre que la nicotina de los cigarrillos le proporciona superpoderes. A partir de este momento, su existencia da un vuelco inesperado y, con la ayuda de Louie, decide tomarse la ley por su propia mano, luchando contra los problemas que pueden afectar a uno en su día a día -matones / abusones, padres que se portan mal, personas incívicas, etc.-. Lo que encontramos aquí es un Clowes meets Superhéroes, por lo tanto nos topamos con temas tratados por el autor en sus anteriores trabajos como la amistad, el sentimiento de alienación, la angustia existencial juvenil, etc. mezclados con lo básico de un cómic de índole superheróica. El estadounidense juega con la mitología de los cómics de la edad dorada y plateada -en especial al Spiderman de Lee y Ditko– y los adapta a su particular visión del mundo.

Moviéndose hacia atrás y hacia adelante en el tiempo, pero sin romper en ningún momento el diálogo de tú a tú entre Andy y el lector, Clowes narra la pobre vida de un marginado cualquiera que acabó resultando ser único y especial, la historia de algo que pudo ser y no fue. Luchar contra supervillanos que vienen del espacio es muy fácil pero, cuando toca discernir entre el bien y el mal en la vida real, la cosa se complica. Resumiendo: aunque a priori tengas las de salir ganando, lo más probable es que algo se tuerza por el camino y acabes viviendo una vida anodina y patética. El autor también muestra las consecuencias de las decisiones que ha ido tomado Andy a lo largo de su vida y consigue cerrar la historia de manera sorprendente… ¿Cómo? Ofreciéndonos tres finales distintos, dándonos el poder de decidir como terminar la historia.

Pero en “El Rayo Mortal” no sólo nos encontramos con una obra brillante en argumento. Sobre el dibujo de Clowes no hace falta decir nada, ya que este habla por sí mismo. Su arte es más que conocido, y trabajos como David Boring”, “Ghost World” y “Como Un Guante De Seda Forjado En Hierro” son obras maestras que en su momento pasaron a ser clásicos instantáneos del mundo de las viñetas. Bibliografía obligatoria de primero de cómic. Aquí, el estadounidense nos deleita página tras página con su magnífico dibujo, llenando de detalles todas y cada una de las viñetas. Usando distintos colores y formas el estadounidense lleva la narración de una manera sublime.

Como viene siendo habitual, Clowes nos ofrece una historia realmente increíble que, en un principio, puede parecer pueril o simple, pero que en realidad esconde un sinfín de significados ocultos y dobles sentidos que otorgan al relato una profundidad que todo lector tiene que buscar. Lectura obligatoria para cualquier aficionado al cómic y que ya se postula para estar en entre lo mejor de este 2013.

¡¡Cuidado no os disparen!!

No Hay Más Artículos

Send this to a friend