selva-almada

La editorial Mardulce publica en nuestro país “El Viento Que Arrasa” de Selva Almada: un éxito en su Argentina natal… y en medio mundo.

 

Está claro que en España abordamos la literatura latinoamericana desde una fascinación totalmente rendida… Pero, ¿cómo no fascinarse y rendirse ante una visión del mundo que nos queda a la vez tan lejos y tan cerca? Es inevitable, sobre todo en casos tan sonados como el de “El Viento Que Arrasa” de Selva Almada, una novela que ahora llega a nuestro país publicada por la editorial Mardulce pero que anteriormente no sólo arrasó entre público y crítica en su Argentina originaria, sino que ya se ha traducido al francés, portugués, alemán, italiano, sueco y holandés. Ah, y un dato más: tanto su adaptación cinematográfica como teatral están de camino, así que ya puedes ir haciéndote una idea de la magnitud de este fenómeno.

Será, al fin y al cabo, que “El Viento que Arrasa” tiene lo mejor de dos mundos diferentes. Por un lado, Selva Almada recoge el testigo de la eterna fascinación de la literatura latinoamericana por las letras de sur profundo americano. En este caso, la novela está protagonizada por un pastor protestante y por su hija, dos personajes que sonarán poderosamente a los aficionados a la literatura yanki aficionada a retratar los ambientes menos cosmopolitas y más rurales.

Pero, claro, estamos hablando de una autor argentina, así que no es de extrañar que “El Viento que Arrasa” ponga a ese pastor y a su hija en un entorno tan fascinante como la exuberante norte selvático de Argentina. Los protagonistas tendrán que abrirse paso a través de un entorno repleto de conflictos humanos y meteorológicos, de catástrofes a la vuelta de la esquina y de dramas humanos de distinto pelaje. Será un viaje a lo largo y ancho de un paisaje hipnótico que acabará calando en los personajes y, sobre todo, ofreciendo un vibrante retrato de la realidad argentina.

Repetimos: ¿cómo no fascinarse con muestras de maravillosa literatura latinoamericana como “El Viento que Arrasa“?

 

El-viento-que-arrasa

No Hay Más Artículos

Send this to a friend