Las tradiciones son tradiciones por algo: porque funcionan. Y si el Festival de Cine Alemán (que se celebrará del 31 de mayo al 4 de junio en el cine Palafox de Madrid) ha llegado a su edición número trece, por algo será. Básicamente porque, observando de cerca su programación de este año, sólo hay espacio para la alegría. El principal fuerte del XIII Festival de Cine Alemán reside en su sección de largometrajes, entre los que destacan producciones recientes como “Goethe!” (la cinta con la que Philipp Stölzl se acerca al mítico escritor por la vía de la comedia), “Poll“, “Vincent will meer“, “Romeos” (una nueva aproximación al tema de la transexualidad), “Schlafkrankheit“, “Kokowääh” (en torno a la paternidad inesperada) y “Picco” (drama carcelario); además de una poderosa sección de retrospectiva en la que podrán verse cuatro títulos premiados con el Deutscher Film Preis: “Sturm“, “Die Fremde“, “John Rabe“, “Im Winter ein jahr“. Pero que esta sección sea el fuerte del festival no significa que sea el único, ya que en el cine Palafox podrán verse también un documental (“Transit“), un film infantil (“Wintertochter“), una miniserie (“Weissensee“) y una selección de doce cortometrajes surgidos de las escuelas de cine germánicas y englobados bajo el nombre de Next Generation Short Tiger 2011.

Si eres de Barcelona y todo lo dicho te ha provocado una gran envidia, puedes dejar de preocuparte: en la Ciudad Condal se podrá disfrutar del 2º Encuentro con el Cine Alemán, que se celebrará del 6 al 9 de junio en el Goethe-Institut. Allá podrán disfrutarse de cinco films con acento germánico: “Poll“, “Goethe!“, “Schlafkrankheit“, “Der Mann, der über Autos sprang” y “Sascha“. Al fin y al cabo, las tradiciones son tradiciones por algo: porque te dan motivos para no saltártelas.

No Hay Más Artículos

Send this to a friend