A eso se referían los mayas… No nos cabe ninguna duda. Y es que muchos son los que llevan años buscando los signos del Apocalipsis que supuestamente nos acontecerá en diciembre del año 2012 cuando, seguro que si rebuscan en los libros arcanos, encontrarán esta noticia: Morrissey anuncia que ese mismo mes de ese mismo año él va a publicar su autobiografía. Por fin. Puesto que no podemos contestar todavía la gran pregunta que nos ronda a todos por la cabeza (es decir: ¿saldrá del armario oficialmente de una puñetera vez?), lo único que podemos hacer es seguir las declaraciones de Mozz, por muy crípticas que sea:”Lo veo como un clímez sentimental a los últimos treinta años. No se publicará hasta diciembre de 2012, lo que me da suficiente tiempo para empaquetar todo lo que poseo en una caja y desparecer en Brazil central. Los inocentes son nombrados y los culpables están protegidos“. ¿Qué quiere decir? ¿Es una forma retorcida de declarar su estado de gayedad recalcitrante? Ni idea.

Eso sí, si pensabas que la autobiografía va a ser algo majo, es que no conoces a Morrissey. Atiende a otra de sus declaraciones (todas recopiladas por NME) al respecto del pop actual: “Lo digo sin mal rollo porque no es nada nuevo. Me gusta la idea de mujeres con el control total, pero estoy cansado de ver a cantantes que son incapces de entregar una canción sin la ayuda de setecientos ciencueta bailarines que asumen la erótica“. Gigante. Y aún hay más, ahora hablando de cómo selecciona las canciones de sus discos: “Encontraría reduccionista la idea de compilar un setlist que no me excite locamente. El fuego en el ombligo es esencail, de otra forma no eres más que Michael Buble: famoso e insignificante“. Mozz, haciendo amigos. ¿Cuándo podremos hacer la pre-reserva de la autobiografía en Amazon, por favor?

No Hay Más Artículos