En esta redacción estamos como muy pillados últimamente con Hilfiger Denim. Influye el hecho de que todas sus colecciones están marcadas por un espíritu rockanrollero, divertido, fresco y festivo que compartimos totalmente… También influye el haber disfrutado en nuestras propias carnes de sus increíbles iniciativas musicales, como el Hilfiger Denim Live (sí, tenemos insiders por todas partes), que no sólo sirven para promocionar sus estupenda prendas, sino que también apoyan a nuevísimas bandas y talentos musicales que son el hoy y el mañana de la tendencia.

Para la temporada primavera / verano 2011, Hilfiger Denim puso en la calle la campaña Kids of America, que recogía la herencia americana de la casa Hilfiger pero le aplicaba ese barniz de modernidad y juventud que es tan identificativo de la hermana pequeña. La protagonizan el dúo neoyorkino Holy Ghost! (ojito con esta gente porque vienen con ganas de liarla bien gorda); el productor Tommie Sunshine; la fotógrafa y colaboradora de Justin Timberlake Faith-Ann Young; la cantautora so arty Lissy Trullie; el icóno underground y promotor Tom Dunkley; A-trak, que es dj, productor, remezclador y propietario del sello Fool’s Gold; y Sky Ferreira… que hace lo que puede. El rollo es potenciar el espíritu juvenil de unas prendas hechas para ser disfrutadas en conciertos, festivales o vinileando a través de una pandilla de luminarias del mundillo musical que están dando mucho que hablar y en cuyas manos está la música que más va a sonar este verano.

Y precisamente porque nos gusta tanto últimamente Hilfiger Denim, nos sentimos un poquito celosos de nuestros compañeros de Madrid, ya que está prevista la apertura de la primera tienda de la marca en nuestro país en la calle Fuencarral, en el número 23 para ser más exactos. Lugar que, desde hoy, es hot spot para ir de compras. La tienda tendrá más de cien metros y es un espacio diseñado para promocionar la imagen dinámica y novedosa de la marca. El interior estará cuidado al detalle y está inspirado en los clubs neoyorquinos (como el mítico Studio 54) que es donde se cuece el tomate de verdad. En ella se podrá comprar gran parte de la extensa colección de esta temporada e incluso, nos dicen, encontrarse con alguno de los célebres Kids of America. Quién sabe, igual puede uno cruzarse con los Holy Ghost! y hacerse una foto con el futuro de la música de baile o con la buena de Lissy Trullie y pedirle que se marque en acústico su versión de Hot Chip.

No Hay Más Artículos

Send this to a friend