Tras la edición del interesante recopilatorio de pop fantasmal “Espectros” editado a pachas entre Discos Walden, La Fonoteca y Maravillosos Ruidos, todos esperábamos impacientemente la cita en directo (el pasado 4 de febrero en la madrileña sala Nasti) para ver a esos cuatro grupos elegidos para representar el nuevo pop espectral de la Ciudad Condal. Por estricto orden de comparecencia en el escenario, estas son las sensaciones que nos dejaron Viva Ben-Hur, Arponera, Villaroel y Capitán.

Viva Ben-Hur tienen toda la pinta de ser unos chicos majísimos y tímidos y, sin embargo, sus canciones parecen expresar todo lo contrario. Desde una sencillez a veces pasmosa y unas letras de lo más surrealistas rozando lo delirante, resulta chocante (en el buen sentido de la palabra) ver esa mezcla de oscuridad con inocencia y risas en el escenario. Muy buen rollo a pesar de eso del dark-pop. Acto seguido, Arponera, que llegaban con el título de “banda revelación” para algunos medios, acabaron ofreciendo una actuación en la que brilló especialmente en “Río de Janeiro”, aunque el resto del concierto se vio algo deslucido por algún que otro desafinar y por eso de repetir canciones que se resistían a salir a  la primera.

Tras el look hipster de Villaroel se esconden unas canciones guitarreras y sencillas que acaban brillando por su estilo desenfadado: un toquecillo de 90s, otro más de 80s… y tenemos un concierto más que disfrutable. Por último, la que era la apuesta segura: Capitán. Repitiendo exactamente el mismo concierto que el día anterior en el showcase de Discoteca Oceano (aunque algo más corto), la banda lo volvió a demostrar… Estoy a nada de calificar “Portugal” o “La Máquina de los Sueños” de hits. Aviso.

[Alejandro Masferrer] [FOTOS: Josefina Andrés]

No Hay Más Artículos

Send this to a friend