samo-sound-boy

Como prólogo a su inminente debut en largo, Samo Sound Boy se marca una sesionaca de house hedonista que te anima a ser infiel y no mirar con quien.

 

Sam Griesemer, el hombre detrás del apodo Samo Sound Boy, es bien conocido hasta ahora por ser la media naranja de Jerome LOL dentro del sello Body High, uno de los principales renovadores del house en la electrónica actual. Pero eso, tal y como digo más arriba, es “hasta ahora“: Samo Sound Boy está a punto de lanzar su debut formato LP bajo el título de “Begging Please” (Body High, 2015)… Y él mismo dice que esta sesionaca que se ha marcado para FACT es una especie de introducción a lo que escucharemos en breve (y en largo): “He grabado este mix para que sirva de prefacio a mi disco y para dar a la gente una visión desde dentro de mis mayores influencias“.

El resultado es una hora de hedonismo y placer en formato house refinado y elegante hasta decir basta. Poco después de abrir fuego, Samo Sound Boy se atreva a pinchar tanto a Prince como un instrumental del “Enjoy The Silence” de Depeche Mode… Y, a partir de ahí, un desparrame absoluto en el que quedan trenzados hasta tres temas extraídos del inminente “Begging Please“. Griesemer sabe cómo conjugar la magia del house con géneros colindantes para obtener lo que busca: que seas infiel en tu baile y no mires con quien. Si lo que buscaba era que tuviéramos ganas de escuchar su debut en largo, a fe que lo ha conseguido. [SELECCIÓN: Julio Ebrat Zuazu]

 

No Hay Más Artículos

Send this to a friend