VIDEOJUEGOS-OK

Nuestra lista de los mejores videojuegos del 2014 está más jovenzuela que nunca… En serio: si no te mola el número uno, es que eres un poco viejuno.

 

Ha llegado un punto de nuestra existencia en la que os prometemos que estamos completamente indecisos: ¿qué lista nos jode más recopilar al principio de diciembre, la de libros o la de videojuegos? Porque la cuestión es que, hasta hace algunos años, el lamento habitual era al respecto de que en un año no da tiempo a leer lo mejor de ese mismo año y que, por mucho que nos pese, muchos de las novedades publicadas en estos meses acaban siendo relevantes al cabo de varias temporadas, cuando actúa el lento boca-oreja. Pues eso, que ha llegado un momento en el que los videojuegos funcionan un poco igual.

No por lo del boca-oreja, ya que si existe ahora mismo una comunidad que esté bien informada y en la que la información corra rauda gracias a las nuevas tecnologías, esa es la de los videojuegos. Lo decimos, sobre todo, porque los juegos de última generación se han convertido en experiencias megalómanas y colosales que te piden meses de tu vida para ser disfrutados en extensión. Así las cosas, ¿cómo no tener la sensación de que en diciembre todavía no hemos jugado ni la mitad de lo que nos gustaría jugar durante este año? Aun así, vamos a aventurarnos: aquí está la que para nosotros es la lista de los mejores videojuegos de este año 2014. Y, como en verano, nos encantaría poder usar lo de “por ahora”. Pero resulta que no, que esta tiene que ser “la refinitiva”. Sorry.

 

kardashian

15. KIM KARDASHIAN HOLLYWOOD. Kim Kardashian, ese Ser Omnipresente del que aún desconocemos oficio pero no beneficio, ya tiene su propio videojuego para móviles. ¡¡BIEEEN!! ¡Ya era hora! En un arranque de originalidad, lo han llamado Kim Kardashian: Hollywood y en él cumples el sueño de tu vida: ser la BFF de KK, entrar en su interesantísimos círculo social Y PETARLO. Mola, ¿eh? Eso sí, empiezas desde muy abajito (no como ella, que empezó desde lo más alto, pero porque es un ser superior y tú no). Cuando el juego arranca, eres una miserable dependienta más de una tienda de ropa en Los Ángeles. Pero tu vida cambia cuando, ¡oh, cielos!, justo cuando acabas de cerrar la tienda un día normal, aparece Kim Kardashian y te pide que la abras de nuevo para ella porque necesita un vestido para una fiesta para esa noche (la muy hijadeputa, no ha tenido día, no). Esa será la primera decisión que cambie tu vida y, con ella, el rumbo del juego. Enseguida ves que aquí todo va de tomar decisiones importantes: ¿abrirle la tienda Kim Kardashian o irte a tu puta casa a descansar, que para eso has estado trabajando diez horas de pie y te sangran las varices? [leer más]

guacamelee

14. GUACAMELEE! SUPER TURBO CHAMPIONSHIP EDITION. ¡Que vivan los estereotipos! “Guacamelee! Super Turbo Championship Edition” es uno de esos juegos que, mientras lo vas jugando, vas pensando: esto en México ha tenido que sentar como una patada en el estómago y fijo que hay cuatro carteles diferentes de la droga buscando a los creadores para matar a sus madres. Pero, oye, ¿sabes lo peor? Que, pese a ello, no puedes parar de jugar. Porque puede que esto sea tan jodido para los mexicanos como para nosotros sería si se hiciera un juego de toreros y sevillanas, pero eso no quita que “Guacamelee! Super Turbo Championship Edition” sea una recuperación absoluta y absolutista de los mejores plataformas de la era pretérita de las videoconsolas: los gráficos no pretenden grandes alardes y las mecánicas de juego prefieren la vertiginosidad a la profundidad, mientras que la curva de dificultad es de esas que te harán morderte las uñas. Así que mejor deja tus remilgos en la puerta y disponte a disfrutar con este festín de clichés mexicanos. Una gozada.

seabeard

13. SEABEARD. Voy a decirlo así a bote pronto, a ver si duele menos: “Seabeard” es una mezcla muy pero que muy bastarda de “Zelda” y “Animal Cruising“. ¿Cómo se te ha quedado el cuerpo? Pues espera, que no te he dicho todavía lo mejor: ¡que mola lo más grande! Será porque muchos dejamos por imposible la DS cuando Nintendo empezó a lanzar una nueva consola cada tres meses y será también porque muchos de aquellos echábamos de menos los juegos más icónicos de la gran N… Será por lo que sea, pero “Seabeard” ha llegado a nuestros smartphones para salvarnos un poquito la vida. O, por lo menos, para hacérnosla un poco más feliz. De “Zelda” se toman los elementos aventureros, la dinámica de puzzles y cierta parte de su estética (o, al menos, de los “Zelda” menos realistas). Y de “Animal Cruising” se hereda aquella dinámica de construir tu propia ciudad a base de tareas repetitivas pero adictivas y de relaciones ramplonas con animalicos molones. Y repito: suena facilón, pero es tremendamente adictivo.

thief

12. THIEF. Existen varias reseñas posibles de “Thief“… La primera de ellas sería desde la más absoluta ignorancia, lo que podría llevarnos a concluir que nos encontramos ante un juego surgido a rebufo del éxito de “Dishonored“. ¡Craso error! Esa sería una reseña que partiría desde un terreno errado y tendencioso. Toda verdadera reseña de “Thief” debe nacer desde un conocimiento básico: este nuevo juego recién llegado a nuestras consolas viene a ser la cuarta parte de una saga (semi)oculta que ha sobrevivido durante años en la imaginería del jugón de culto: “Thief: The Dark Project“, el lanzamiento fundacional, apareció en el año 1998 para PC, y desde entonces no ha hecho más que acrecentarse su leyenda como el primer gran juegazo de sigilo. De hecho, tanto “Dishonored” como otros grandes de los últimos años, como “Hitman” o “Splinter Cell“, tienen una gran cuenta pendiente con “Thief: The Dark Project“. Así que la pregunta en este caso (y una pregunta muy adecuada tratándose del juego que se trata) más bien sería: ¿quién roba a quien aquí? [leer más]

godus

11. GODUS. Esto es algo que tarde o temprano tenía que ocurrir: después de crear juegos tan icónicos como “Populous“, “Theme Park“, “Black & White” o “Fable“, Peter Molyneux tarde o temprano querría probar a ver qué podía hacer con los smartphones… Y lo que puede hacer con los smartphones es algo tan tremendo como “Godus“. Cierto es que tampoco es que este sea el juego más original de la historia: cogiendo la herencia de juegos verdaderamente masivos como “Farmville” o “Pixel People” y uniéndola a otros de videoconsolas como su “Populous” o el reciente “From Dust“, “Godus” te pone en la piel de un Dios que, de pronto, tiene dos acólitos en un páramo natural. A partir de ahí, ya sabes: tienes que tenerlos contentos, construirles casas y otro tipo de edificios (para cultos religiosos y demás), ir haciendo que evolucionen como civilización y esas cosas que sólo los demiurgos conocen de primera mano. Entonces, ¿qué hace diferente a “Godus” de todos los títulos anteriormente mencionados? El juego de Molyneux se desmarca de los lanzamientos de videoconsola precisamente porque explota las capacidades táctiles de los teléfonos y las tablets. [leer más]

No Hay Más Artículos

Send this to a friend