Gracias a un goteo de confirmaciones y novedades de lo más interesante que ha ido fluyendo desde hace ya la tira de meses, el Día de la Música Heineken se ha confirmado como una de las fechas imprescindibles del calendario festivalero español. Y es que lo que tendrá lugar los días 18, 19 y 21 de junio en Madrid va por el camino de hacer palidecer las otras citas musicales. Y así, gracias a un plantel de nombres interesantes y eclécticos de los que ya os hemos ido dando buena cuenta puntualmente (aquí y aquí, por ejemplo), a cantidad de actividades paralelas y a lo que promete ser una organización ejemplar con emplazamientos cómodos y prácticos, el Día de la Música Heineken estará muy en lo alto en lo que a experiencias musicales del 2011 se refiere.

Las claves de este festival son dos: comodidad y calidad. De nuevo, un festival urbano ante nuestros ojos en plena capital española (qué maravilla… ¡Quién los inventaría!) con todas las ventajas y ninguno de los inconvenientes: salir duchadito/a de casa, dormir en cama caliente (la tuya o una ajena, eso ya es up to you) y desayunar en una mesa con sillas. Oh, Lord, Aleluya!! Con semejante plan genial por delante y un schedule de lo más accesible, el Día de la Música Heineken te permite ir hecho un pincelito, cómodo pero classy. Aquí os dejamos algunas recomendaciones para lucir palmito mientras te emocionas con The Pains of Being Pure at Heart o te destrozas la suela de las zapatillas al ritmo de Crystal Fighters.

Y hablando de Crystal Fighters, aprovechamos su rollo de neohippies #acampadaMinisterios para conformar los looks femeninos de este festival. Porque si miramos bien el cartel los tenemos a ellos, a Russian Red y a Anna Calvi, mucho de neo folk y raíces (y que nos perdonen Janelle Monáe y Dum Dum Girls). Y como lo indio está de moda estos días, nada mejor que un vestido camisero de Smash! (1), holgado y fresquito o alguno de la Conscious Collection de H&M (2), que combina romanticismo chic con espíritu explorador y urbanita. Las que opten por una camiseta -efectiva como ninguna otra prenda-, la puede combinar con unos Jade de Lee (3), que siempre quedan bien con lo que sea; o, si se quiere conseguir un toque más rockero y nineties, también se puede optar por el Preppy Ryder de Hilfiger Denim (4): un jean roto y gastado, listo para vivir cantidad de conciertos.

El modelo Authentic de VANS (5) -uno de los más femeninos- le aportará un toque más desenfadado e informal. Las más coquetas también pueden optar por unas sandalias de la colección que hizo Sweedish Hasbeens para H&M (6).

Para ellos también proponemos un toque folkie, arenoso y sentido. Una camisa en color verde oliva de Lee (7), que combinará perfectamente con unas Maritime de éS (8) del mismo color. Si se quiere definir el look de forma más formal, unos chinos Lee (9) serán el aliado perfecto. Si se quiere dar un toque más risky y festivalero (ya que estamos), se puede optar por el modelo Daren Low de Lee (10), remangado y un poco oversized. Te preguntarán si eres el roadie de los Fleet Foxes. Un cinturón de Maguen 11:11 (11) y unas elegantes gafas Persol (12) con montura carey darán la puntilla sofisticada a todo el conjunto.

No Hay Más Artículos

Send this to a friend