Chicas, el viernes vuelven Jarvis y Stuart a nuestras vidas, si es que alguna vez se fueron. Sé que este día confluyen cantidad de bandas y artistas que merecen toda la atención del mundo (M. Ward y su paquete, Sufjan -quien pueda-, Battles, Low… por decir algunos); pero no me negaréis que la concatenación Belle & Sebastian + Pulp no por más obvia deja de ser deliciosamente nineties. Teen spirit al poder! Por eso, y porque Jarvis y Stuart bien se merecen un buen desembolso, para el viernes os pedimos que os cuidéis al máximo en su honor. Hay resaca, y dolor, y cansancio, pero ellos merecen un par de horas delante del espejo. De verdad.

Un look femenino que estaría a la altura de las circunstancias estaría formado por este preciosísimo vestido de Sonia by Sonia Rikyel (1) que, combinado con estas sandalias Merkal (5), dejaría de tener ese aura de vestido de boda para convertirse en un auténtico look de festival (eso sí, mantente alejada de cualquier líquido o cualquier ecce homo armado de un vaso de plástico) y, además, conseguiría dar un respiro a tus castigados pies el segundo día de trajín. Si la crisis no te permite gastarte dinerales en vestidos monísimos pero que se estropean con solo mirarlos, este vestido camisero de Odd Molly (2) da el pego perfectamente: naïve y últra femenino. Con esta chaqueta de manga tres cuartos en coral de Top Shop (3) le darás el toque definitivo y te ahorrarás los tembleques de frio a altas horas de la madrugada (aunque el crepé ese tiene pinta de abrigar lo mismo que el papel de fumar). Irás hecha un pinchel pero, again: Jarvis y cia. lo merecen. Y bueno, si te sientes eco spender, para semejante modelazo no hay bolso mejor que el Muse Two Artisanal, una colaboración de Yves Saint Laurent (festivalero a tope, oyes) con artesanas de Burkina Fasso (4): una edición limitadísima de tan solo 60 piezas realizada con restos de telas y materiales de la casa YSL. ¿Su precio? Una nadería: 1.720 euritos de nada. Eso sí, si con él Jarvis no te dedica “Common People” (ja ja) es porque es de piedra y no le corre sangre por sus venas.

Para ellos, tres cuartos de lo mismo: nada mejor para celebrar el gran regreso de los de “Disco 2000” que preppyzarse un poco y emular de alguna manera el dandysmo que Jarvis pusiera tan en boga a mediados de los noventa. Lo ideal sería hacerse con alguna prenda de la nueva colección de Les Essentiales de Dior (hoy nos hemos levantado así, derrochadores). Una americana y unos pitillos et voilá. Pero como somos conscientes que esto es un festival y no un pase de modelos, lo mejor es tirar de nuevo por lo práctico y lo cómodo. Un cárdigan como este de Maguen (8); una camisa de Dockers (7), y unos chinos con bien del flúor que tanto está rompiendo esta temporada (9) o unas bermudas de la colección Prep World de Tommy Hilfiger (6) son la quiniela perfecta (y, con la tontería, os he montado un look entero sólo para enchufaros los shorts de anclitas de esta colección que me parecen sencillamente superiores. Os lo digo como lo siento).Puedes optar por ponerle una nota extra de color al conjunto con las VANS Era (10) en amarillo limón o, si eres más clásico, en gris o blanco. El resultado será el mismo: classy as hell.

No Hay Más Artículos

Send this to a friend