carles-sune

Si existe un paladín de la causa barbuda, ese es Carles Suñé de No Sin Mi Barba… Le entrevistamos con el cuestionario de entrada a nuestro selecto club de Fantastic People.

 

Toda causa necesita a sus paladines… Personas que decidan no sólo predigar con el ejemplo, sino sobre todo defender ese ejemplo a capa y espada contra las ataques externos. Porque una cosa ha de quedar clara: si hay causa, hay ataques externos. Cojamos, por ejemplo, el rollo barbudo. Podríamos decir que todo empezó cuando en el cambio de siglo nos dio por el folk de raíces americanas y, de la noche a la mañana, el 73,91 % de loas artistas musicales que escuchábamos parecían embarcados en una carrera de fondo por ver quién tenía la camisa de cuadros que le confiriera una mayor pinta de leñador redneck y, sobre todo, por determinar quién ostentaba la barba más tremenda.

Eso fue el principio y, desde entonces, hay que reconocer que hemos vivido un largo camino. Pocos sobrevivieron a aquella ola folkie, y menos todavía son los que se han ido añadiendo después al club de barbudos ilustres, con excepciones honrosas como Father John Misty y para de contar. Pero, a medida que la referencia musical se hacía cada vez más pequeña, las barbas cada vez se veían más y más por la calle. Y ya se sabe lo que pasa: en cuanto una práctica tan sana como esto de dejarse crecer la barba se convierte en algo mínimamente generalizado, es normal que salgan los gilipollas de turno para intentar aguar la fiesta al resto. Vamos, lo normal: que si la barba es una moda, que si en dos días nadie se va a acordar, bla, bla, bla. Puntos de vista agoreros que nos llevan a las primeras palabras de este artículo: toda causa necesita a sus paladines.

Y Carles Suñé es uno de nuestros mejores paladines de la barba, ¿qué duda cabe? Pero empecemos por el principio: antes que nada, Suñé fue uno de los periodistas que se crió en Lamono, una de las revistas de tendencias más importantes de nuestro país. Esto viene a explicar, entonces, al buen gusto infinito y al sexto sentido para las tendencias que Carles demostraría más adelante. Pero no adelantemos acontecimientos: llegado a cierto punto, el barcelonés decide abandonar su Barcelona natal e instalarse en A Coruña por amor (¿acaso existe otro leit motiv para los paladines tradicionales?). Para intentar amortiguar el golpe, al llegar a su nuevo destino decide crear un blog en el que verter esa necesidad de escribir que tenemos todos los que hemos sentido la llamada de la pluma…

Y así nace No Sin Mi Barba: lo que inicialmente debería haber sido el diario personal de Carles Suñé en A Coruña acaba convirtiéndose en el portal imprescindible para todos aquellos que tienen más de tres pelos en su barba. A día de hoy, No Sin Mi Barba tiene múltiples colaboradores, y sus redes sociales lo petan lo más grande (echadle un ojito a su impecable Instagram)… Pero, sobre todo, lo que celebramos a día de hoy es que la web ya tienen su primer libro en el mercado, igualmente titulado “No Sin Mi Barba” y publicado por la editorial Lunwerg: es este tomo una perfecta guía para el barbudo postmoderno que suma además la creatividad de Suñé a las letras y la de Alfonso Casas a los pinceles.

Así las cosas, y con el libro calentito recién aterrizado en las librerías de toda España, desde nuestra web no podíamos dejar pasar la oportunidad de invitar a Carles Suñé a que se uniera a nuestro selecto club de Fantastic People. ¿El único requisito de entrada? Que responda nuestro habitual cuestionario.

 

Nombre. Carles Suñé.

Edad. 28 años.

Profesión. Periodista, fundador de No Sin Mi Barba.

El rincón favorito de tu ciudad. La Torre de Hércules (en A Coruña).

El último hallazgo en tu ciudad. El casco antiguo de A Coruña.

Ese sitio que no quisieras que conociera más gente para que no lo abarroten. Barbería, un restaurante en A Coruña… Pero me temo que ya es muy tarde y siempre está petado de gente.

El último evento en el que has estado. La presentación del libro “Manual del Perfecto Festivalero”, en Madrid.

¿Cuáles son tus tiendas favoritas (no necesariamente de ropa)? Recomiéndanos alguna tienda de tu ciudad y de algún sitio que hayas visitado… Soy muy fan de la línea L!VE de Lacoste, y creo que podría acampar en una tienda de Massimo Dutti. Me flipan tiendas como Nuovum o StudioStore en Barcelona. Para el que se pase por A Coruña y le mole la decoración, ha de entrar en The Nave, impresionante. Y a quién no lo conozca, le invito a pasear por el shop-room de Guille García-Hoz, en Pelayo 43 de Madrid.

¿Dónde haces la compra? Suelo hacer la compra en colmados pequeños, en la frutería, la carnicería del barrio, etc. El pan, algo sagrado aquí en Galicia como he podido comprobar, lo compro en una tahona típica gallega donde lo tienen de todos los tipos imaginables.

Si te invitara a cenar a mi casa… ¿Qué traerías? Una botellita de Perro Verde, o un Albariño, aunque depende de la cena, porque unas birras no estarían mal tampoco. 😉

Define tu estilo (de vestir, de vivir, de trabajar, de lo que sea) en pocas palabras… Creo que en el vestir soy bastante clásico: camisas, polos, etc. Aunque a veces me permito salirme de mi línea y opto por algo más relajado o piezas de diseñador. Creo que soy bastante bonvivant, pero curro como el que más. 🙂

¿Cuál es tu prenda de vestir favorita? Me gustan mucho los polos, las gorras y los zapatos.

¿Crees que tu look te define de alguna manera? Aunque en el último tiempo no me siento muy identificado con gran parte de mi armario, creo que en líneas generales sí que mi ropa habla mucho de cómo soy.

Dime algún icono que te guste imitar, o que simplemente te guste y por qué te gusta… Voy a quedar de sobrado y sonará muy prepotente, pero lo cierto es que no tengo iconos: soy muy poco dado a la idolatría. El único patrón que sigo es intentar ser lo más fiel y sincero posible conmigo mismo. Que oye, ¡quizás la esté cagando! 😛

No Hay Más Artículos

Send this to a friend