ferran-palau-santa-ferida

El sello Halley Records no podía nacer con una mejor noticia bajo el brazo: el lanzamiento del segundo disco de Ferran Palau, del que ya podemos escuchar “La Daga”.

 

Mira que somos pesimistas y dramáticos en este país: ¿por qué siempre decimos que las desgracias vienen a pares y no podemos convenir que, de vez en cuando, también las alegrías vienen de dos en dos? Así lo certifica el hecho, por ejemplo, de que el anuncio de que Ferran Palau tiene a punto de caramelo su nuevo disco viene de la manita de otra noticia igual de tremenda: que el lanzamiento de este álbum se hará en una nueva discográfica que, bajo el nombre de Halley Records, unirá los esfuerzos de tres veteranos barceloneses como Èxits Management, Lizardqueen Music y Vibra Comunicación.

Amaparándonos en aquello de “los amigos de tus amigos son mis amigos“, sólo podemos decir una cosa: esperamos grandes cosas de Halley Records. La culpa la tienen los implicados, que ya han sabido dejar el listón bien alto en sus respectivas aventuras y que, ahora, juntos y revueltos, seguro que nos tienen preparadas muchas otras grandes gestas como el lanzamiento de “Santa Ferida“, el segundo disco de Ferran Palau que ha sido grabado con la complicidad de dos colegas artistas como Jordi Matas (Seward) y Joan Pons (El Petit de Cal Eril), quienes también acompañarán al artista en sus inminentes directos.

El primer avance de “Santa Ferida“, por cierto, no podía sonar más esperanzador: “La Daga” es una composición muy en la línea de Ferrán Palau, con ese minimalismo ascético que le caracteriza en lo musical (donde nada sobra pero donde tampoco falta nada) y con una letra que vuelve a chapotear en los temas habituales del autor (muerte, religión). La novedad es que Palau parece abandonar el gótico instrumental habitual en él para dirigirse hacia otro gótico: el sureño americano crepuscular, más ligero pero igual de contundente. Lo dicho: las alegrías nos vienen a pares, pero cuando tengamos “Santa Ferida” en nuestros reproductores nos van a venir más bien a borbotones.

 

No Hay Más Artículos