Algo empezábamos a olernos. Puede que sea porque lo de “It’s All True” (Domino, 2011) nos sabía a cima insuperable y porque la gira de Junior Boys por España supo a colofón absoluto. Será por lo que sea, pero lo cierto es que no nos ha sorprendido para nada que Jeremy Greenspan decida volar en solitario en paralelo a la banda en la que ha militado durante la última década. Lo que sí que nos sorprende es el propio sonido de “Crown Princess” y “Guu“, las dos canciones con los que presenta este nuevo proyecto bajo el amparo del sello Jialong: lejos del sensualismo noctívago y synth popero de Junior Boys, estos dos temas se adscriben más bien a la nueva corriente de atavismo surgido de patrones repetitivos electrónicos (o no) que buscan el baile hipnótico y puramente deep. Puede que ambas composiciones no presenten la redondez de sus últimas producciones como Junior Boys… Pero, señoras y señores, esto es sólo el principio. El principio de algo que puede ser muy grande.

No Hay Más Artículos

Send this to a friend