el-recibidor

Está clarísimo que la calle Parlament se ha convertido en el epicentro del coolism barcelonés en lo que respecta a ese sano deporte de quedar con los colegas para tomar algo. Pero parece ser que esta vía de la Ciudad Condal al final va a resultar mucho más versátil de lo que muchos pensaban… O, al menos, si no es esta calle en toda su (corta) extensión, sí que lo será la intersección con Viladomat, donde de un tiempo a esta parte han empezado a proliferar las tiendas de decoración y mobiliario como Valnot o la que nos ocupa, este El Recibidor que además de tienda es showroom y espacio donde encontrar candorosas muestras de mobiliario y objetos de decoración de las décadas de los 50, 60 y 70. Sus creadores son Jorge, Antonio y Gerard, quienes comparten una creencia particularmente bonita (y el término “bonito” lo utilizamos aquí en su acepción más positiva y sin rastro de ironía) que les hace pensar que “los muebles y objetos son capaces de contar la historia de una época, de aportar un sentimiento especial e incluso de interactuar con las personas casi como si tuvieran alma“. Y eso es, precisamente, lo que puedes sentir en cuanto cruzas la puerta de El Recibidor, situado en el número 9 de la calle Viladomat.

Y es que todo en este espacio tiene sentido: los muebles vintage, con predominación de maderas, ostentan un estilo retro pero para nada desfasado, sino que el proceso de restauración los consigue traer hasta el aquí y ahora conservando su aroma a historia pero ahuyentando las polillas. Al mobiliario les acompañan lámparas (su colección es realmente tremenda) y, sobre todo, múltiples objetos de decoración que van desde figuras de diverso pelaje (todas fascinantes y algunas rayanas al kitsch bien entendido) hasta vasijas, juegos de té y otras muchas piezas que seguro que son capaces de revalorizar cualquier espacio de tu casa. En El Recibidor, además, se pueden disfrutar de diferentes exposiciones de arte (a la venta) e incluso están dispuestos a ofrecer el espacio para sesiones de fotos, eventos y locuras diversas. Una recomendación: si vas de visita a El Recibidor, ve ya con las medidas de las habitaciones de tu casa bien claritas, porque te vas a querer llevar varias piezas y, así, seguro que te ahorras varios viajes.

No Hay Más Artículos

Send this to a friend