Una cosa buena que ha tenido la sobre-saturación de cupcakes que padece Barcelona ahora mismo (aunque nunca nos cansaremos de recomendar sitios como el Cup&Cake o Victoria´s Cakes porque dignifican el concepto de las magdalenas con peluca) ha sido su forma de despertar el ánimo creativo repostero y las ganas de probar dulces nuevos. Marina Hamam abrió su pequeña tienda y taller, Marina Mel, en el número 207 de la Calle Diputación barcelonesa para importar unos dulces increíbles que ella conoce desde bien pequeñita pero que aquí eran hasta ahora desconocidos… Pero que causarán furor.

Marina es de procedencia brasileña, originaria de Sao Paulo, estudió en el Espai Sucre, hizo prácticas con el maestro Oriol Balaguer y en 2003 decidió experimentar con algo tan sencillo como el “pan de miel y especias” pero que, en sus manos y en su taller, alcanza cotas de auténtico delicatesen dulce. Toma una receta típica rusa y le da un sabroso toque brasileiro perfeccionándola y convirtiendo cada bocadito en una maravilla, porque los Marmels son bombones recubiertos de chocolate (negro, con leche o blanco), aderezados con especias y rellenos de mermeladas de todo tipo que la propia Marina confecciona en el taller a la vista que tiene justo detrás de la tienda. Puedes encontrar Marmels de sabores típicos (naranja, frutas del boque, dulce de leche) y también experimentos mucho más exóticos presentados de una forma llamativa y artesanal que te dejan boquiabierto y encantado.

En su pequeño local expone infinidad de variedades de este dulce además de las mermeladas en botes individuales que ella cocina. Y tanto para disfrutar de uno durante el camino como para encargarlos para algún evento, son el detalle ideal para marcar la diferencia. No es un cupcake: es más exótico todavía… Es un Marmel.

Marina Mel
Carrer de la Diputació, 207
De martes a viernes de 10:00h a 14:00h y de 17:00 a 21:00 y lunes y sábado de 12:00 a 14:00 y de 17:00 a 21:00

No Hay Más Artículos