No podía ser de otra forma: el videoclip para “Bombay” (tema killah de la temporada) sólo podían dirigirlo los chicos de CANADA. El choque frontal entre los horizontes musicales de El Guincho y los retro-torpedos visuales de CANADA ha acabado por proporcionar una ristra de fascinantes fuegos de artificio a modo de metralla de la que hace pupa y gustirrinín a la vez: imágenes montadas con un ritmo endiablado y elegante y que no hacen más que ampliar el cosmos al que apela Pablo Díaz-Reixa desde el principio de su video. ¿Fascinación por el cosmos? Fascinación por El Guincho. Y fascinación por CANADA.

No Hay Más Artículos

Send this to a friend