El problema de lanzar un temazo del calibre de “Cough Cough” (del que puedes ver el video aquí) es que lo que venga detrás va a tener el problema de las comparaciones. Por eso lo que han hecho Everything Everything parece el movimiento más inteligente: en vez de intentar superar la jugada, han preferido jugar en otro campo de batalla. Para entendernos: si “Cough Cough” llevaba hasta el extremo el rollo artie desde el que estos chicos abordan siempre el indie-pop británico, lo de “Kemosabe” (segundo adelanto de “Arc“, el nuevo álbum de la banda que se lanzará el 14 de enero) es más bien un intento de contentar no a los esnobistas, sino a las masas más generales. La tentativa, todo hay que decirlo, acaba traducida en éxito rotundo: ese estribillo coreable puramente 80s está destinado a petarlo lo más grande en los festivales veraniegos (que esperamos que ya estén peleándose para traerlos hasta España). Entonces, ¿por qué “Kemosabe” no es TE-MA-ZO! cuando “Cough Cough” sí que lo fue? Será que nos molan más los Everything Everything esquivos y experimentales.

No Hay Más Artículos

Send this to a friend