La verdad es que a Alexis Taylor y compañía hay que echarles de comer aparte. Da igual si los discos de Hot Chip van de lo muy bien a lo regulero y que en directo sean rematadamente malos: tan sólo por la genialidad de sus vídeos ya merecen que a todo el mundo se le haga el culete PepsiCola con ellos. Para muestra, el caso de “Don´t Deny Your Heart“: una de las canciones más anodinas en la historia de la banda que han sabido aderezar con uno de los mejores vídeos del año. Que sí, que sí: porque lo que empieza siendo la típica partida al “FIFA” en el bus que los lleva de una ciudad a otra acaba siendo una orgía futbolística… en el sentido más psicosensual de la palabra. Y ahí todo el mundo acaba por admitir que es verdad, que hay que ser fiel a lo que te dice el corazón (o la entrepierna) por muy delantero virtual que seas del City o del United. Lo dicho: genios.

No Hay Más Artículos

Send this to a friend