leon-benavente-tipo-d

León Benavente están a puntito de lanzar su segundo disco… Por ahora, lo avanzan con “Tipo D”, una canción que ¿suena a un viejo conocido?

 

Le das al play, comienzan a sonar unas repetitivas notas de sintetizador que tu cerebro identifica en sus archivos sonoros como ‘ya conocidas’ y enseguida eres consciente de que “Tipo D”, el nuevo single de León Benavente, se dispone a seguir la estela (¿en forma de plagio? ¿Quizá de homenaje?) de “Toro”, el híper-sobado tema de El Columpio Asesino. Tal impresión aumenta cuando Abraham Boba emite sus primeras palabras y la canción coge carrerilla.

Entonces, surgen las correspondientes preguntas: ¿León Benavente han cambiado el poderoso rock con trasfondo crítico por el electro-kraut de apariencia indie e ínfulas mainstream que acaba calando en audiencias de diverso pelaje? ¿Se han rendido al empuje de las presiones comerciales? No… Porque, a medida que avanza, “Tipo D” se va mostrando como un pildorazo corrosivo que establece un juego irónico en el que, a través de frases concisas y directas, se dispara a todo y todos, no queda títere con cabeza.

Ideología, política, capitalismo, religión, corrupción y la típica hipocresía patria son algunos de los objetivos a los que apunta “Tipo D”. Y, claro, también esa nuestra escena (pseudo)alternativa que persigue vivir alimentada por himnos machacados hasta la saciedad. Ahí León Benavente meten sus dedos en la llaga, que no es otra que la búsqueda del hit perfecto para las masas sin abandonar la coartada indie que permite conquistar la radiofórmula e invadir los festivales de toda la geografía española.

Lo más curioso del asunto es que, tirando de mordacidad, Abraham Boba, Luis Rodríguez, Edu Baos y César Verdú han confeccionado un tema, justamente, con trazas de hit que amplía el pétreo abanico estilístico con el que dieron un golpe sobre la mesa impulsados por su enérgico y afilado estreno en largo, León Benavente (Marxophone, 2013), y los sitúa en la pole position para copar carteles de festivales venideros. Es decir: la pescadilla se muerde la cola…

Pero, independientemente de las vueltas ontológicas que se le quieran dar, “Tipo D” es un robusto adelanto del esperado segundo trabajo de León Benavente, “2” (Warner / DRO, 2016), que se publicará el próximo 8 de abril. La revolución benaventiana continúa.

Más información en la web de León Benavente.

 

No Hay Más Artículos

Send this to a friend