Cuando le pedimos una primera cita a Lorena Álvarez y su Banda Municipal (que puedes revivir en esta Fast Date), ya había algo que no dudábamos en decir en voz bien alta: esta chica no sólo es uno de los espíritus más libres de la escena musical española, sino que es fascinante por la incorruptibilidad de un alma creativa ajena totalmente a cualquier tipo de esnobismo indie. De ahí nace la belleza de la música que practica Lorena: de la dulce tensión entre lo que ella hace (música folklórica con la accesibilidad inmediata de las mejores canciones pop) y lo que nosotros queremos ver (un ejercicio de autoconsciencia a la búsqueda de la atención pública). Para muestra, un botón: “La Boda” es el avance de “Anónimo” (Sones, 2012), el que será su debut en largo (si consideramos el maravilloso “La Cinta” como un EP, claro), y aquí Álvarez sigue manteniendo unas constantes vitales a medio camino entre la belleza absoluta de la emoción sincera y el humor desprejuiciado de una visión cachonda. El video, dirigido por Ivan Pérez, es un delirio que refuerza todo lo aquí dicho… Lorena es VIDA.

No Hay Más Artículos