Vergüenza ajena. Eso es lo que hemos sentidos al escuchar “Give Me All Your Luvin’” y, sobre todo, a la hora de plantarnos delante del video. Básicamente, porque el tema es un merdolo. Y aquí dejamos de hablar de ello por ahora. Pero es que lo del video ya nos parece de traca: ¿tienes a M.I.A. (que se pasa la mitad del video con una cara de asco que da incluso un poco de miedo) y a Nicki Minaj (que por lo menos le pone un poco más de entusiasmo a la cosa) y las pones de animadoras tuyas? ¿Esto no es pasarse ya un poco con el momento egotista, Madonna? Porque, en su momento, que te agenciaras a Britney y a Xtina tenía su gracia e incluso su sentido. Pero que el lifting musical lo intentes hablando de “luv” (que, por si a alguien se le escapa, es como dicen “love” las doceañeras obsesionadas con “Gossip Girl“) y pillando a estas dos divorras para darles tan solo dos segundos de la canción y que se pasen el resto vitoreando “L U V Madonna“… esto no, tía. ESTO NO.

No Hay Más Artículos

Send this to a friend