Ya se ha dicho mil veces, pero es que sigue siendo cierto: dos duros y una idea resultona a veces te apañan más que muchos más duros y una idea menos resultona. Es el caso del video de The Morning Benders para “All Day Day Light” (un tema de esos que lo escuchas y, justo después, te parece imposible quitarte de la cabeza las palmadas que suenan durante casi cuatro minutos): tan simple como el paso de las estaciones reflejado en una pantalla y en el vestuario de la banda. Suma a eso una utilización interesante (pero sin fardar) de las palabras por encima de la imagen… Y ya está. Ya nos han vuelto a recordar que el de The Morning Benders es uno de los discos del año. Como si hiciera falta.

No Hay Más Artículos

Send this to a friend