weezer-go-away

Tenemos que reconocerlo: Weezer nos han reconquistado con el video de “Go Away”, donde Rivers Cuomo se disfraza para recuperar a Bethany Cosentino.

 

Quizás se debe a que por aquí, aunque siempre nos hayan gustado Weezer, jamás hemos sido fans acérrimos… Pero el caso es que parece que su más reciente trabajo, ese “Everything Will Be Alright In The End” (Republic Records, 2014) lanzado tras cuatro años de silencio discográfico, pasó por el mundo un poco sin pena ni gloria. En realidad, siendo totalmente sinceros, hasta se nos había olvidado que habían editado algo nuevo y ni siquiera lo hemos escuchado. Prometemos hacerlo en cuanto acabemos esta noticia, que ahora la banda sonora está siendo su maravilloso debut y, como “Everything Will Be Alright In The End” sea una basura en comparación (como probablemente ocurra), nos vamos a poner de mal humor.

Perdonen toda esta parafernalia. Vamos al grano: el caso es que hoy lo que nos ocupa no es por qué bandas míticas se obstinan en seguir sacando discos cuando ya tocaron la cumbre en sus principios, sino justamente el videoclip con el que los californianos han decidido acompañar uno de los singles de su nuevo trabajo, “Go Away“. El tema, que cuenta con la participación de Bethany Cosentino de Best Coast (quien también aparece en el vídeo), es simple pero efectivo, siguiendo en las letras adolescentes que siempre han caracterizado a Rivers Cuomo (quizás porque el pavo está de camino a los 50 y parece no haber envejecido un ápice) y los suyos: chico deja a chica por otra chica, se da cuenta de que la ha cagado estrepitosamente, le pide una segunda oportunidad y ella, chica lista, se mantiene tajante con ese “dijiste que te quedarías pero te fuiste, por eso te digo ahora que te vayas“.

El vídeo (dirigido por Brendan Walter y Greg Yagolnitzer) trata la canción manteniéndose en la línea adolescente, pues podría ser un sketch perfectamente sacado de una película rollo “Forgetting Sarah Marshall” pero al revés. Para recuperar a la Cosentino, Cuomo elabora un plan que consiste en enfundarse en un puñado de disfraces de lo más ridículos -mención especial al momento disfraz de hipster californiano, en el que Weezer se ponen meta y hacen un guiño a su proprio “Blue Album“- e ir colgando las fotos en una app a lo Tinder. Todo inútil, pues interprete al personaje que interprete Cuomo, Bethany Cosentino sigue dándole al “nope” entre risas de desprecio.

Fuera de lo literal y lo divertido que siempre resulta por alguna extraña razón ver a la gente disfrazarse, la metáfora aquí es clara: me da igual que digas que vas a cambiar, que te equivocaste y que ya no eres un crío, me da igual quién intentes ser ahora. “Go away and don’t come back“, tronco. Así por lo menos es como acaba la canción, pero el clip da una última vuelta. Rivers Cuomo decide urdir un último intento, en el que ahora le toca a su colega disfrazarse de ladrón, robarle el bolso a Bethany para que así Cuomo pueda perseguirle, recuperarlo y quedar como el héroe. Ese “go away, go away, go away” sigue sonando imperante, pero todo acaba con un abrazo. Así que nosotros decimos: Bethany Cosentino (o el personaje por ella interpretado, mejor dicho), cari, eres guapa, pero también eres estúpida.

 

No Hay Más Artículos

Send this to a friend