Hay ocasiones en las que la suma de unos factores de puta madre no implica un resultado final de puta madre. Cojamos por ejemplo este video que nos ocupa: por un lado tenemos a Wild Nothing (bien), su temazo “Paradise” (más bien todavía) y a la actriz Michelle Williams (ultra bien). Todo junto debería dar uno de esos videos para el recuerdo, pero es que resulta que el clip dirigido por Matt Amato acaba siendo lo peor que puede ser un videoclip: aburrido. Y es que tanto la canción como la pieza se quedan encalladas durante varios minutos mientras Williams lee un fragmento del libro “A Wild Child” de Iris Murdoch, otra cosa que pinta de puta madre pero que al final acaba siendo bastante peñazo porque lo que queremos aquí es disfrutar de la canción en su versión amplificada por las imágenes, no en su versión aplacada. Una pena. Por suerte, siempre nos quedará escuchar al completo ese discarral que es “Nocturne” (Captured Tracks, 2012).

No Hay Más Artículos

Send this to a friend