Un añito le ha bastado a Best Boy para situarse como uno de los nuevos grupos con más proyección en nuestro país… Conócelos en este Fast Date.

 

De un tiempo a esta parte, se dice que en Galicia llueve cada vez menos. Es posible, a juzgar por la alta frecuencia con que se utiliza el ridículo hashtag #Galifornia en redes sociales en cuanto el cielo se despeja y el sol ilumina el noroeste peninsular. Pero, más allá de postureos meteorológicos, hay otro factor que puede ayudar a refrendar tal teoría: la tendencia de algunas bandas gallegas a empaparse de sonidos añejos procedentes del sur de Estados Unidos como si viviesen en pleno desierto de California (sin ‘G’ inicial) o en una pradera de Arizona con la vegetación amarillenta bajo un clima de secano. Por ejemplo, teniendo en cuenta los correspondientes matices estilísticos que diferencian a cada uno de ellos, los recientemente disueltos y añorados Niño y Pistola, Os Amigos dos Músicos, Cazador y el grupo que nos ocupa, Best Boy.

Originarios de Tui (Pontevedra) y liderados por Ángel Sánchez (voz, guitarra, ukelele) y Lucas Fernández (guitarra), Best Boy han ido progresando desde su nacimiento casi por casualidad en verano de 2014 con parsimonia pero mucha seguridad: presentadas públicamente sus primeras cuatro canciones registradas en el estudio poco después de formarse como conjunto, comenzaron a tocar por toda la geografía gallega para exhibir su deliciosa amalgama de folk, pop, rock e incluso soul de tradicional raíz norteamericana aunque convenientemente actualizada ya fuese en locales de diverso pelaje, en una cámara anecoica, en la cubierta de un barco o en eventos magnos como el LAPSO Music Experience en abril de este año. Precisamente, este último festival sirvió para que un buen número de oídos comprobasen por vez primera las virtudes del sonido de Best Boy y se difundiese a mayor velocidad su nombre gracias al boca oreja y a los comentarios virtuales unos meses antes de que viese la luz su álbum de estreno, “Cross The Border” (2015).

No estoy muy atento a las novedades, me dejo sorprender por lo que descubro; da igual si es de ayer o de hoy…

Su directo y las composiciones encapsuladas en su disco, que rezuma delicadeza y melancolía entre transparentes acordes acústicos y suaves pellizcos eléctricos, han sido poderosos motivos para que Best Boy apareciesen en nuestra lista de bandas noveles por las que apostar en 2015. De hecho, los tudenses brillan cada vez con más fuerza dentro del panorama alternativo galaico; y su ópera prima, “Cross The Border”, se está asentando como ejemplo de asimilación de sonidos propios de tierras lejanas realizada con sentido y sensibilidad. Idénticas sensaciones que transmite Ángel en esta Fast Date tan sincera, encantadora y cálida como las canciones de Best Boy.

 

1. Esto es una cita rápida: descríbete en tres palabras. Escurridizo…

2. Describe también tu música en tres palabras. Pequeña, frágil y adorable… ¡Ja!

3. Si pudieras obligar al mundo entero a que escuchase un disco en concreto, ese sería… Qué difícil, no sé… “A Love Supreme” de Coltrane, por aquello de poner una banda sonora perfecta para la evasión.

4. ¿Último disco que compraste y que, además, te emocionó? “The Wild Hunt” de The Tallest Man On Earth.

5. ¿El disco que esperas con más ganas para los próximos meses? No estoy muy atento a las novedades, me dejo sorprender por lo que descubro; da igual si es de ayer o de hoy. Aunque creo que Yo La Tengo sacan un disco por estas fechas [se ha publicado el pasado 28 de agosto]… Apetece.

6. ¿Qué música llevas siempre que viajas en coche? Un poco de todo: classic soul, folk ‘n’ flow…

7. Hay un disco de tu mayor ídolo que no te gusta nada pero que siempre defiendes por lealtad. Y ese disco es… A Prince ya le he perdonado muchas veces, y creo que lo seguiré haciendo.

8. ¿La red social que no entiendes y en la que nunca te crearías un perfil? La verdad es que las atiendo poco… Es sano levantar la cabeza y mirar alrededor.

9. El primer póster que pegaste en la pared de tu habitación era de… Creo que de Maradona, y no era el póster del Sónar.

10. ¿En qué festival o concierto te avergüenzas de no haber estado como espectador? Estaba viviendo en Barcelona y acababa de descubrir a Jeff Buckley y (creo que) recuerdo leer en El País el anuncio de su concierto en la ciudad y hacer planes para ir. Al final no sé por qué no fui y ni siquiera sé si se dio realmente el concierto. Lo que sé es que, a los pocos meses, su disco “Grace” sonaba a todas horas en casa. Al año siguiente, Buckley murió y me dio tremenda pena y también mucha rabia no haberlo visto en directo (si es que aquel concierto existió…).

11. La cosa más rara que te ha pasado en un concierto (tuyo)… Después de un concierto con mi primera banda, tomando unas cervezas de noche en la plaza desierta de un pequeño pueblo de la provincia de Salamanca, observamos alucinados cómo el bombo de una batería cruzaba rodando de un lado a otro de la plaza. Varios metros atrás, dos tipos lo perseguían y lo empujaban. Cuando desapareció de nuestra vista por una de las calles, nos miramos y nos preguntamos: ese era nuestro bombo, ¿verdad?

12. ¿Una canción, película o libro inconfesable? Sin ningún pudor: “La Pared”, de Bambino.

13. ¿Serie de TV favorita? “Treme”.

14. ¿Con qué personaje de ficción te lo montarías? Pris, de “Blade Runner”. No soy muy fan de Daryl Hannah, pero hay cosas que cuando uno ve de adolescente…

15. ¿A qué celebridad muerta habría que resucitar? A Laika.

16. ¿A qué personaje real (que no sea tu pareja) elegirías cuando se acabara el mundo para acabar solos y mejorar la especie (o no)? Chewbacca.

17. Algo que no puede faltar nunca en tu casa… Jamón.

18. Algo que nunca entraría en tu casa… Un tren de mercancías.

19. Sientes un flechazo inmediato ante las personas que… Dicen lo que piensan, aun a sabiendas de que lo que dicen y piensan está en contra de lo que piensan y dicen los que tienen delante.

20. Lo primero que preguntarías en una Fast Date sería… ¿Nos vamos?

No Hay Más Artículos

Send this to a friend