the-cip

The C.I.P te hacen recuperar un lugar, un momento y un estado mental concreto muy deseables… Por eso mismo les entrevistamos en este Fast Date.

 

Existen sonidos que asocias inmediatamente a un lugar y a un momento, pero también a un estado de ánimo. Incluso a un estado mental. Y si digo esto es porque escuchar el debut en largo de The C.I.P, “Daydream” (Volcan, 2015), no sólo te induce a ese estado de soñar despierto que queda bien patente en el propio título del álbum, sino que retrotrae a un lugar, un momento y un estado mental: Australia, en torno al año 2008, el último coletazo de optimismo desaforado que precedió al gran cataclismo de la crisis mundial de la que todavía seguimos intentando recuperarnos.

Resulta inevitable pensar que esa intención de recuperar la esperanza es una de las directrices básicas de The C.I.P, dúo musical de procedencia italiana pero con base de operaciones en Australia (¡cómo no!) que dice que sus mayores aficiones son los 80, los sintes, las fiestas en la piscina, las chicas, los gorros, los pantalones de pitillo, los Cadillac, los tattoos, la pizza, la Nintendo, las palmeras… Aunque también resulta inevitable poner sobre la mesa muchas otras cosas que deben gustarle a Michele Scheveger y Simone Cavalli, tal y como los Klaxons menos garrulos, The Sound of Arrows, Midnight Juggernauts, Empire of the Sun o Capital Cities.

La suma de todas estas referencias encuentra en “Daydream” un resquicio por el que filtrarse en forma de optimismo desaforado, obligándote a recuperar las ilusiones perdidas y a creer, aunque sea por un momento, que el espíritu de aquellos tiempos pre-crisis todavía pueden ser invocados, aunque sea a través de expulsar los malos utilizando el baile como infalible vudú. Sea como sea, mientras “Daydream” sigue postulándose como la banda sonora perfecta para recuperar la ilusión, en Fantastic Plastic Mag no hemos querido dejar pasar la oportunidad de invitar a The C.I.P a una cita rápida en la que conocerles mejor… Aquí quedan las respuestas de Scheveger y Cavalli a nuestro cuestionario Fast Date.

 

1. Esto es una cita rápida: descríbete en tres palabras. Vivo, familiar y con groovy.

2. Describe también tu música en tres palabras. Melódica, elocuente, picante.

3. Si pudieras obligar al mundo entero a que escuchase un disco en concreto, ese sería… Nuestro propio disco.

4. ¿Último disco que compraste y que, además, te emocionó? Needs“, de Giraffage.

5. ¿El disco que esperas con más ganas para los próximos meses? El nuevo single y videoclip de Second.

6. ¿Qué música llevas siempre que viajas en coche? Kavinsky.

7. Hay un disco de tu mayor ídolo que no te gusta nada pero que siempre defiendes por lealtad. Y ese disco es… In Rolling Waves” de The Naked and Famous.

8. ¿La red social que no entiendes y en la que nunca te crearías un perfil? Tinder.

9. El primer póster que pegaste en la pared de tu habitación era de… Blink 182.

10. ¿En qué festival o concierto te avergüenzas de no haber estado como espectador? En Summer Sonic.

11. La cosa más rara que te ha pasado en un concierto (tuyo)… Perdernos en la zona de backstage.

12. ¿Una canción, película o libro inconfesable? Drive” (la película).

13. ¿Serie de TV favorita?South Park“.

14. ¿Con qué personaje de ficción te lo montarías? Con Catwoman.

15. ¿A qué celebridad muerta habría que resucitar? A Kurt Cobain.

16. ¿A qué personaje real (que no sea tu pareja) elegirías cuando se acabara el mundo para acabar solos y mejorar la especie (o no)? A Kim Kardashain (hahaha).

17. Algo que no puede faltar nunca en tu casa… Nutella.

18. Algo que nunca entraría en tu casa… La rutina.

19. Sientes un flechazo inmediato ante las personas que… son sinceras.

20. Lo primero que preguntarías en una Fast Date sería… ¿Cuál es tu color favorito?

No Hay Más Artículos

Send this to a friend