final-fantasy-type-0

“Final Fantasy Type-0” promete una nueva era para la saga… Y lo cierto es que, viendo el trailer, parece que esa promesa va más allá de lo argumental.

 

Hace un mes, ya confirmábamos en esta noticia que la saga “Final Fantasy” está a punto de asistir a todo un conjunto de cambios que harán que nunca más sea la misma. Las primeras imágenes de “Final Fantasy XV” desataron todo un conjunto de comentarios preñados de extrañeza (algunos se preguntaban si nos encontrábamos ante la misma saga, mostrándose ciegos ante el mundo de posibilidades que se está abriendo delante de nosotros), y lo cierto es que el impacto que causó el anuncio del lanzamiento de “Final Fantasy Type-0” fue del mismo calado que el de la entrega número quince.

¿Por qué? Porque, básicamente, “Final Fantasy Type-0” no sólo promete una nueva era argumental en la saga, sino también en lo que respecta a gameplay, ya que esta entrega se desmarcará del resto a la hora de presentar un grupo cerrado y limitado de caracteres que se mueven de forma lineal a través de un argumento cerradísimo… No nos malinterpretéis: el argumento de “Final Fantasy Type-0” parece tan cerrado y subyugante como el del resto de entregas de la saga, pero esta vez parece que la posibilidad de elegir entre personajes del mini-ejército de élite llamado Clase Cero será el punto de partida de un estilo de juego con más acción y menos menús.

Pero repetimos: lo cortés no quita lo valiente, y el argumento de “Final Fantasy Type-0” volverá a presentar a un conjunto de personajes que lucharán para que su nación no sea aplastada por un amenazante país vecino. Habrá magia, cristales, faldas cortas, uniformes muy japo-friendlies… Y, sobre todo, ahí estará también esa pericia que tienen en Square-Enix a la hora de facturar títulos impecables y subyugantes en lo gráfico. Tendremos que esperar hasta el próximo 20 de marzo de 2015 (que es cuando se lanzará el juego para Xbox One y PS4) para ver hasta dónde llegan las implicaciones de esta nueva era de “Final Fantasy“… Pero lo cierto es que hay ganas.

 

No Hay Más Artículos

Send this to a friend