fpapps-mac

¿Tienes un Mac pero no le estás dando caña a las apps diseñadas para tu portatil? Nuestra sección FPApps te recomienda tres para que tengas al día tu mail, tu calendario y tu Twitter.

 

Navidades y Reyes Magos es ese momento ideal para que, ya sea por la vía del regalo o del auto-regalo, te haya caído en el regazo un Mac. Y es que, por mucho que siempre hablemos de cómo el nuevo siglo se ha visto definido por la relación de absoluta dependencia que el nuevo hombre hiper-tecnificado tiene con su teléfono móvil, hay que reconocer que esa relación de dependencia empieza a existir igualmente al respecto de nuestros portátiles. En un momento en el que el concepto de ordenador de sobremesa está prácticamente extinguido, ahora ya sólo es cuestión de plantearse las preguntas que nos especialicen en un grupo u otro: ¿eres pc o eres Mac? (Tal y como dirían Hidrogenesse) Y si eres de lo segundo, ¿eres air o eres pro?

Seas como seas, si tienes un Mac, seguro que ya estás familiarizado con ese maravilloso lugar en el que todo es posible y que, bajo el nombre de App Store, engloba todas las apps habidas y por haber. Y es que en Mac ya no utilizamos programas, sino apps (sí, como las del móvil). Así que, si en Fantastic Plastic Mag tenemos una sección dedicada a las apps móvils, ¿cómo no íbamos a marcarnos tarde o temprano un especial enfocado exclusivamente a las apps de Mac? Aquí vamos con nuestros tres básicos a día de hoy, pero tened por seguro que no tardaremos en marcarnos una segunda parte de este especial, porque el mundo de las apps para Mac es burbujeante y efervescente to the max. (¿O deberíamos decir a que to the mac?)

 

airmail-app1. AIRMAIL 2. Puede que seas una de esas personas que con tener tu cuenta de mail en Gmail ya tienes suficiente… Pero si eres más bien un habitante del siglo 21, de esos que tienen una cuenta para el trabajo, otra para asuntos personales e incluso una tercera para zorrear de incógnito, lo más normal será que necesites un gestor de correo electrónico. Siempre puedes recurrir, claro, al gran clásico: Mail, que viene de serie con todo Mac y que funciona fetén. Pero lo cierto es que la App Store está viviendo una verdadera carrera de fondo para ver qué gestor de correo se convierte en el estándar definitivo. Airmail 2 está muy cerca de conseguirlo: una vez superadas las dificultades surgidas cuando esta versión substituyó al Airmail original, hay que reconocer que sólo hay espacio para el placer con esta aplicación. No sólo permite llevar varias cuentas de correo a la vez, de forma totalmente intuitiva (puedes consultarlas por separado o en una bandeja de entrada única), sino que ofrece al usuario todo un conjunto de salvavidas que, una vez los pruebas, harán que no puedas volver a vivir sin ellos: un motor de búsqueda interna rápido y efectivísimo, un sistema de etiquetas útil y limpio, una implementación adictiva de la “respuesta rápida”, opción de escribir en Markdown… Y, sobre todo, un interfaz cómodo y (¿por qué no decirlo?) bonito que consigue que chequear tu mail sea veinte veces menos coñazo de lo que es habitualmente.

sunrise2. SUNRISE CALENDAR. Seguimos con las necesidades del hombre del siglo 21: tener al día su calendario / agenda. Claro que puedes llevar encima siempre una agenda en forma de libreta de toda la vida, pero teniendo en cuenta que el smartphone ha eliminado casi por completo esa práctica, mejor será que empieces a ponerte al día y buscar una aplicación calendario. Aquí llega, sin embargo, otro problema de la vida moderna: tener el calendario más que cuidado en tu smartphone pero encontrarte con que, cuando estás delante de tu Mac, tienes que ir echando mano del teléfono cada vez que has de consultarlo. ¿La solución? Si nos preguntas a nosotros, la solución pasa por Sunrise Calendar: una app que puedes descargar tanto en tu smartphone como en tu Mac sabiendo que siempre se mantendrán sincronizados, que si introduces tu próxima cita en el dentista en el móvil te saldrá igualmente en tu portátil y que si, por el contrario, marcas una nota sobre tu próxima reunión de curro en el Mac, también saldrá reflejada en tu teléfono. Eso no es todo: Sunrise Calendar te permite llevar varios calendarios a la vez: uno personal, otro de trabajo… Cada uno de ellos se identifica con un color diferente, por le que te bastará un vistazo a tu semana o a tu mes para ver de forma intuitiva lo que te espera. Por si eso fuera poco, podrás programar alarmas y recordatorios de toda índole y podrás indicar la dirección de tus citas para que, una vez en el móvil, la app te enseñe directamente un mapa del lugar al que debes dirigirte. Lo dicho: a la mierda con las agendas de toda la vida.

tweetdeck3. TWEETDECK. Muy bien: ya hemos cumplimentado la papeleta del workaholic de turno tanto con Airmail 2 como con Sunrise Calendar, pero ¿qué pasa con el rollo procrastinación? ¿No existe en la App Store? ¡Claro que existe! Dejando de lado los juegos, que darían para otro especial como el presente, el rey de la procrastinación de última generación sigue siendo Twitter. Ahora bien: estar pendiente de refrescar la web en tu explorador continuamente es un poco coñazo, así que ¿por qué no darle un oportunidad a una app que facilite tus momentos de desparrame twittero? Nuestra preferida es, sin lugar a dudas, TweetDeck. Primero (y volvemos un poco al rollo workaholic), porque te permite llevar varias cuentas a la vez de forma totalmente clara e intuitiva, algo que agradecerán los community managers en ciernes. Para el resto de mortales, lo mejor de todo es un interfaz maravilloso que hace posible abarcar todo lo que te interesa en Twitter: tu timeline, tus favoritos, tus DMs, tus menciones, tus listas, tus propios twits… La app se estructura en base a diferentes columnas: puedes programar en ellas lo que te dé la gana y ordenarlas como quieras para que lo más importante para tí sea lo primero que veas. Y eso sin contar que el hecho de twittear, responder, mencionar y todas esas otras cosas que haces en esta red social podrás llevarlas a cabo de forma más fácil todavía. Para que optimices tu tiempo de procrastinación, vaya.

No Hay Más Artículos

Send this to a friend