¿Te has propuesto que enero será el mes en el que empieces una vida sana? Pues ojo con estas tres apps, porque pueden ayudarte a conseguirlo.

 

Ya se sabe que el mes de enero es comúnmente conocido por ser el momento del año en el que se hace más o menos balance y todo el mundo coincide en un pensamiento: “tengo que cuidarme más“. ¿En qué se traduce esto? En que los gimnasios se llenan de gente de la que sólo quedan un 5% al llegar marzo, que en las calles hay más runners novatos y que no puedes invitar a nadie a comer a tu casa porque cualquier cosa que les hagas para cenar les va a parecer poco sana. Manda cojones.

Aun así, en Fantastic Plastic Mag queremos añadirnos a los buenos propósitos del primer mes del año e incluso ayudaros a conseguirlo. Para ello, la primera entrega del año de nuestra sección FPApps está consagrada a la vida sana… Y, ojo, que eso no significa que sólo incluyamos aplicaciones para hacer deporte,  ni mucho menos. Seguid leyendo, y descubriréis qué queremos decir.

 

lark1. LARK. El primer impulso cuando pensamos en cuidarnos más es, básicamente, ir al gimnasio a machacarnos como si no hubiera un mañana… Y, oye, puede que eso sea empezar la casa por el tejado y que, en vez de ponerte a hacer cardio y máquinas y pesas #tolrato, a lo mejor deberías intentar primero crear una base alimenticia sobre la que ese ejercicio consiga asentarse de verdad, no de forma pasajera. Lark puede ayudarte a tal cosa: esta app es como una especie de colega nutrocionista y especialista en salud que siempre está dispuesto a hablar contigo por Whatsapp (eso sí, es un amigo que dice que suda de hablar castellano y con el que tendrás que esforazarte un poco en inglés). Lo mejor de todo este tinglado es que Lark funciona a nivel conversacional: la primera vez que entres en la app, se abrirá el chat por primera vez y, después de determinar si lo que pretendes es perder peso o simplemente tener un control sobre tu actividad, te hará todo un conjunto de preguntas (a la vez que, si se lo permites, accederá a la aplicación de Salud para recopilar datos de tus hábitos de deporte y sueño) para conocerte mejor. A partir de ahí, tienes que perseverar: habla con Lark después de cada comida para que la tenga en cuenta y te diga qué estás haciendo bien o mal, coméntale todo el ejercicio que hagas para ver si vas en buena dirección… Y disfruta viendo tu propia evolución. En serio: Lark se va a convertir en tu mejor amigo.

 

seven2. SEVEN. No te asustes: esta aplicación no es un manual para cometer asesinatos creativos como los de la película protagonizada por Brad Pitt. Ni mucho menos. Seven es una app que te lanza un reto muy estimulante: haz siete minutos de ejercicio al día. No es necesario más para ponerse en forma primero y mantenerla luego. Ahora bien, a sabiendas de que esto es un reto un poco colosal, la aplicación te dará pistas orales y visuales para que te conviertas en un verdadero máster de todos los ejercicios que aquí se incluyen: podrás tener la aplicación abierta en tu iPhone o en tu Apple Watch y, así, tener siempre una referencia para ver si lo estás haciendo bien o no (y, ojo, no partirte la espalda, que ya se sabe que lo peor que puede hacer un novato es ponerse a hacer ejercicios en malas posturas que acaban jodiéndote la saluda más que mejorándotela). Seven incluye calendarios inteligentes y un seguimiento de tu progreso minuto a minuto, por no contar los múltiples desafíos y premios con los que intentará que te pongas las pilas al máximo. ¿Lo malo? Que en Seven sólo tienes gratis el programa básico de ejercicios: el resto de paquetes, tendrás que pagarlo. Pero, oye, te prometemos que merece la pena.

 

headspace3. HEADSPACE. Vale: ya tienes las comidas y el deporte solucionados, pero ¿es eso suficiente para conseguir llevar una vida sana? Te respondemos con dos palabras: hell no! Teniendo en cuenta que lo que más nos jode la salud a día de hoy es el estrés en el que vivimos todos, no es de extrañar que en los últimos años se esté imponiendo la meditación como práctica habitual para conseguir un poco de tranquilidad del alma y de espacio mental. Y de eso mismo, de espacio mental, trata Headspace: una app que te propone dedicarle diez minutitos de nada al día al noble arte de la meditación. Evidentemente, tampoco hay que pedirle peras al olmo: nadie nace siendo un catacroquer de la meditación, así que la idea es que utilices Headspace como tu maestro ninja para evolucionar poco. Eso sí, igual que Seven, esta aplicación sólo incluye gratis el paquete básico de ejercicios (que, si quieres, puedes utilizar durante toda tu vida), y hay muchos otros paquetes que puedes comprar para ir profundizando en esta práctica. Pero es que lo que te ofrece Headspace no tiene precio. Ya sabes: riqueza mental.

No Hay Más Artículos

Send this to a friend