Ricky Gervais siempre es sinónimo de diversión e incorrección política… Y, aun así, la gala de los Golden Globes 2016 ha sido tediosa, larga y aburrida.

 

A lo largo de la ceremonia de los Golden Globes 2016, la broma recurrente de Ricky Gervais ha sido recordar una y otra vez lo larga y aburrida que resulta esta gala… Y, visto lo visto, no estaría de más pedirle prestadas sus palabras al humorista para certificar aquí y ahora que, si desde el interior del propio The Beverly Hilton en Beverly Hills (California), el transcurrir de estas tres horas ha sido algo tedioso, no puede ni imaginar lo que supone tener que escribir de una gala que, en honor a la verdad, a cada año que pasa es más aburrida y descafeinada.

Y es que, en esta ocasión, ni el mencionado Gervais, antiguo enfant terrible que consiguió acojonar a gran parte del star system con las balas envenenadas de su metralleta lingüística de acento british, ha conseguido reanimar el cadáver de los Golden Globes. No era difícil intuir lo peor cuando Ricky Gervais salió al escenario cerveza en mano para encarar el momento estelar de la velada: su discurso de apertura. En las tres ocasiones anteriores en las que el humorista británico ha presentado la ceremonia, ha sido en este punto cuando han rodado más cabezas… En esta ocasión, sin embargo, lo más políticamente incorrecto que ha conseguido sacarse de la manga es chotearse de que, para Roman Polanski, “Spotlight” es “la mejor película de citas de la historia” (al fin y al cabo, es una película sobre abusos a menores por parte de los sacerdotes de la Iglesia Católica).

El resto del discurso inicial no estuvo a la altura: tuvo gracia que apuntara que la NBC le ha permitido dirigir la gala una vez más porque, al fin y al cabo, la cadena no estaba nominada a ningún premio y, por lo tanto, no tenía nada que perder. La referencia a lo trans y a Caitlin Jenner parecía que andaba por buen camino hasta que se descarrió (literalmente) hacia la mención truculenta de la conductora contra la que se estrelló cuando el marido de la Kardashian mayor del reino todavía era Bruce. Todo lo de la reivindicación de equiparar sueldos femeninos y masculinos parecía un chascarrillo menor hasta que Gervais apuntó contra la tendencia de remakes de films clásicos con castings femeninos. Y, a sabiendas de que su discurso ya no había quien lo salvara, el humorista recurrió a la baja estofa para afirmar que uno de los tres Golden Globes que tiene en su casa lo guarda en la mesilla de noche para usarlo como dildo.

Tuvo gracia. Pero no la suficiente. Y eso mismo puede aplicarse al resto de apariciones de Ricky Gervais a lo largo y ancho de los Golden Globes 2016: resultó acertadísimo que se choteara de esa gilipollez de meter a “The Martian” en la categoría de comedia o musical (¿alguien puede explicar este patinazo?), y también fue un buen dardo describir a Matt Damon como al única persona a la que Ben Affleck nunca le ha sido infiel. Eva Longoria y America Ferrara fueron presentadas como actrices a las que Donald Trump quiere echar de EEUU, mientras que Kevin Hart y Ken Jeong eran introducidos como los niños que Brangelina desearían adoptar. La joya de la corona fue, sin embargo, el reencuentro de Gervais con Mel Gibson y el momento en el que se choteó de que el actor probablemente habría olvidado sus rencillas pasadas porque, al fin y al cabo, eso es lo que hace el alcohol: obligarte a olvidar.

golden-globes

Puede que, debido a la actitud más bien poco proactiva del presentador, algunos de los actores que subían al escenario consiguieron robarle el mojo: Jamie Foxx se mostró on fire atreviéndose incluso a anunciar que el premio a la mejor banda sonora recaía en una que no estaba ni nominada (la de “Straight Outta Compton“); la dupla formada por las amiguis Jennifer Lawrence y Amy Schumer fue de lo más killer de la noche; Andy Samberg lo clavó presentando una dimensión paralela en la que los Golden Globes hubieran sido mucho más divertidos… Y, en contraposición, hubo momentos de extrañeza como ver a Lady Gaga y Tom Ford sobre el escenario presentando un premio mientras ambos tenían sendos palos metidos por el culo.

Sea como sea, también hubo quien acaparó atención por motivos que nada tenían que ver con sus monólogos: el pelo de Channing Tatum, la sobrecarga de cacao labial de Mark Wahlberg, la muy plausible cirugía estética de Lady Gaga, el hecho de que Jim Carrey es la única persona en el mundo entero al que la barba le queda asequerosamente mal o lo tremendo de que Morgan Freeman fuera incapaz de pronunciar el nombre y apellidos de Alejandro González Iñárritu y dejara la aventura a la mitad. Tan pichi.

En cuanto a los premios, ¿cómo andamos? Pues, la verdad, teniendo en cuenta que la mayor parte de contendientes de los Golden Globes 2016 no han sido todavía estrenados en nuestro país, sería absurdo ponerse aquí a despotricar sobre la justicia o injusticia de los galardones: tendremos que esperar a que la mayor parte de las películas lleguen a nuestras carteleras para determinar si han sido acertados o no… Aunque, la verdad, tras el patinazo grandilocuente de “Birdman“, el hecho de que el gran triunfador de la noche haya sido “El Renacido” de Alejandro González Iñárritu pinta a cagada a base de bien, por no contar también que la otra gran triunfadora ha sido “The Martian” (por mucho que, repito, haya triunfado en el apartado de comedia o musical), que no ha acabado de convencer ni a público ni a crítica.

Inexplicable parece que “Carol” no se haya llevado ningún premio en el apartado cinematográfico de la misma forma que es totalmente inaceptable que “Transparent” y “The Leftovers“, probablemente las dos ficciones televisivas más destacadas y elocuentes de la actualidad, se hayan ido totalmente de vacío. Más Expedientes X: “Steve Jobs” con varios premios destacados (pese a las críticas tan encarnizadas que ha recibido en EEUU) y Lady Gaga erigiéndose como mejor actriz en mini-serie o tv movie por “American Horror Story” (y, la verdad, llegados a este punto no sé si esto me provoca inquietud porque el papel de la Gaga no es para tanto o porque, como en el caso de “The Martian“, “American Horror Story” no me cuadra ni como mini-serie ni como tv movie).

Así que ya está: ya tenemos entre nosotros la tan cacareada antesala de los Oscars… Y sólo cabe decir que, si los Oscars van a ir por el camino de los Golden Globes 2016, nos espera una buena bandeja de mierda. O no. A lo mejor cuando lleguemos a los premios gordos del cine yanki ya hemos visto todas las pelis que nos quedan por ver y tenemos una visión completamente diferente del panorama. Quién sabe.

A continuación puedes ver todos los premios de los Golden Globes 2016:

CINE

DIRECTOR. Alejandro González Iñárritu (“El Renacido“)

GUIÓN. Aaron Sorkin (“Steve Jobs“)

PELÍCULA DRAMA. “El Renacido

PELÍCULA COMEDIA O MUSICAL. “The Martian

PELÍCULA DE ANIMACIÓN. “Del Revés

PELÍCULA EXTRANJERA. “Son of Saul

ACTOR DRAMA. Leonardo DiCaprio (“El Renacido“)

ACTOR COMEDIA O MUSICAL. Matt Damon (“The Martian“)

ACTOR SECUNDARIO. Silvester Stallone (“Creed“)

ACTRIZ DRAMA. Brie Larson (“Room“)

ACTRIZ COMEDIA O MUSICAL. Jennifer Lawrence (“Joy“)

ACTRIZ SECUNDARIA. Kate Winslet (“Steve Jobs“)

BANDA SONORA. “The Hateful Eight” de Ennio Morricone

MEJOR CANCIÓN. “Writing’s on the Wall“, de Sam Smith (“Spectre“)

TELEVISIÓN

MEJOR DRAMA. “Mr.Robot

MEJOR COMEDIA O MUSICAL. “Mozart in the Jungle

MINI-SERIE O TV MOVIE. “Wolf Hall

ACTOR COMEDIA O MUSICAL. Gael García Bernal (“Mozart in the Jungle“)

ACTOR EN DRAMA. Jon Hamm (“Mad Men“)

ACTOR EN MINI-SERIE O TV MOVIE. Oscar Isaac (“Show Me A Hero“)

ACTOR SECUNDARIO EN MINI-SERIE O TV MOVIE. Christian Slater (“Mr.Robot“)

ACTRIZ EN DRAMA. Taraji P. Henson (“Empire“)

ACTRIZ EN MINI-SERIE O TV MOVIE. Lady Gaga (“American Horror Story“)

ACTRIZ SECUNDARIA. Maura Tierney (“The Affair“)

ACTRIZ COMEDIA O MUSICAL . Rachel Bloom (“Crazy Ex-Girlfriend“)

No Hay Más Artículos

Send this to a friend