guadalupe-plata

Hay canciones que tienen sabor… Y no me refiero a canciones del estilo de Celia Cruz. Si Guadalupe Plata supiese a algo, sería a whisky añejo mezclado con polvo del desierto y áridas tierras. Perico de Dios (voz y guitarra), Carlos Jimena (batería y percusión) y Paco Luis Martos (bajo) son tres tipos que bien podrían haber nacido a orillas del Mississipi en el siglo XIX. Pero la suerte es caprichosa y quiso que fueran a parar a Jaén, quién sabe si reencarnados en viejas glorias del blues. Tanto es así que, como dice mi amiga Ainhoa Rebolledo, en la canción “Ratas” incluso se permiten una referencia al libro de Boris VianEscupiré Sobre Vuestra Tumba”, que trata sobre el racismo hacia el hombre negro. Y no sólo eso, sino que también sus canciones desprenden aires garajeros y llenos de rock de los 70 que recuerdan a los mismísimos The Doors (¿o no es verdad que la canción “Rezando” de su nuevo disco se parece mucho en algunos acordes a “Break on Through (to the Other Side)“?)

El pasado viernes 18 de enero en La [2] de Apolo (Barcelona), pudimos comprobar cómo estas tres fieras se desgañitaban, sudaban y daban lo mejor de sí ante una sala llenísima como pocas veces la hemos visto. Y no es para menos, porque además de tener unos discos geniales llenos de crudeza servida a base de imágenes religiosas, cementerios, ratas, mujeres, cadáveres y muerte, Guadalupe Plata tiene un directo arrollador, igual que si una apisonadora pasara tan cerca tuyo que llegara a rozarte, al borde del infarto, pero te dejase vivo para contarlo después del subidón de adrenalina.

Sí que es verdad que la intensidad bajó un poco (minímamente, tampoco nos pongamos quisquillosos) con canciones que quizás tengan un ritmo más calmado o repetitivo, como pasó por ejemplo con “Demasiado”, pero un segundo después Guadalupe Plata volvían a rugir con algún temazo como “Lorena” o “Gatito”, esta última ya formando parte del bis final. Un concierto memorable que seguro que formará parte de lo mejor de este 2013 que acaba de empezar. Lo veremos en diciembre.

No Hay Más Artículos

Send this to a friend