Mucho hemos hablado por aquí de la tremenda actualización que ha llevado a cabo Marshall a la hora de adaptarse a nuestros tiempos con la producción de varias líneas de auriculares que lleven hasta tus oídos la calidad y la textura tan característicos de la firma. Pero es que las sorpresas no se acaban en lo explicado, sino que ahora resulta que Marshall se introduce de cabeza en el audio casero con su primer sistema de home-audio pensado específicamente para el hogar: Hanwell (que ha cogido el nombre del pueblo en el que Jim Marshall diseñó su primer amplificador) es un aparato hecho a mano con dos woofers de largo alcance que transmiten unos bajos poderosos y un sonido nítido y claro que te hará sentir como si estuvieras en el first row de tu concierto favorito. Seguimos para bingo: el Hanwell está alojado en un contenedor de madera revestido de vinilo negro y en el que están instalados tanto el interruptor de corriente analógica como los controles de volumen, graves y bajos. El traste y el logo se inspiran en el diseño vintage sixties, y el cuerpo está engalanado con acabados dorados. ¿Lo mejor de todo? Que no está pensado para guitarras, sino que más bien incorpora una entrada de 3,5mm pensada para iPhone, iPod, iPad y similares. Nosotros queremos un Marhsall Hanwell para nuestra oficina… ¿Ya has pensado dónde vas a poner el tuyo?

No Hay Más Artículos