A ver, queridos lectores: ¿qué aprendimos con la primera campaña de Kids of America de Hilfiger Denim?. Que todos los grupetos y artistas involucrados en ella al final han acabado chanando mil, más (en el caso de Holy Ghost! o A-Trak) o menos (como es el caso de la yo soy mega petarda porque el mundo me ha hecho así Sky Ferreira). Los responsables de esta campaña demostraron tener ojo de lince a la hora de clichar a ciertos nombres que acabarían partiendo la pana en este 2011… Así que les haremos caso y prestaremos muchísima atención a los elegidos para la campaña de esta temporada.

Para otoño / invierno 2011, prestan su cuerpo y su salero a Hilfiger Denim toda una ristra de nombres que ahora nos suenan a chino (o a inglés americano, porque el epicentro de esta movida está en NY) pero que en meses estarán petándolo igual que Nicholas Cage hace unos meses. Apunta… Por un lado tenemos al dueto erótico-festivo Heartsrevolution, cuyo nombre ya nos encanta y que son un par de frikis de los 80 con una historia bastante compleja que incluye la creación del singlelazo “C.Y.O.A.” (ojito que son las siglas de “Choose Your Own Adventure”, aquéllos maravillosos libros…”) ante el que se han rendido ya la gente de Kitsuné, que para sus cosas y sus releases son muy místicos y muy especialitos. Por otro lado tenemos a Mia Moretti, dj, party-maker y neoyorquina de pura cepa bien conocida en los platos de la capital de los rascacielos que lo mismo te pincha algo disco que lo más poperro que un neoyorquino se pueda permitir. Luego está Theophilus London, rapero y productor precoz y adelantado que ya ha trabajado con luminarias del tallaje de Mark Ronson y Santigold (ahí es nada, cha-val); le sigue Alexandra Baker, que es relaciones públicas, importadora y caza tendencias con pedigrí y árbol genealógico, que a su vez aporta el toque de distinción que toda lista merece; y, finalmente, Nick Mercer, editor del magazine Anthem.

Todos ellos posan juntos y revueltos en la nueva campaña de Hilfiger Denim con todos los trapos de la nueva colección en The Bunker, un nuevo club del ecléctico Meatpacking District que ocupa un espacio que fue reservado como refugio de emergencia durante la Segunda Guerra Mundial convertido hoy en uno de los locales nocturnos más interesantes de la ciudad.

A su vez, todos los Kids of America tienen en común que son animales yorkers, que viven y se beben la ciudad, la conocen palmo a palmo y contribuyen a que esta sea una de las más dinámicas del mundo. Y la ropa de Hilfiger Denim se adapta como el látex a este modus vivendi de fiestas irrefrenables, música y acción sin fin: el denim más poderoso y visual, con tejidos oscuros y negros, para acabarse la noche sin que esta afecte el look: vaqueras con borreguito, camisas de cuadros grandes o vichy, tirantes… Todo un corpus estilístico que destila rock y que nace para ser vestido y vivido on the dancefloor. Ellos son los nuevos Kids of America. Nosotros ya les tenemos puesto el ojo encima. Y lo gordo todavía está por llegar.

No Hay Más Artículos

Send this to a friend