¡Ah, San Viernes! palabras mágicas y deseadas durante cinco días a la semana. Con esto y la aparente tregua que nos ha dado el frío siberiano, da gusto salir a la calle y empezar a hacer planes para el verano… o Semana Santa… o lo que pillemos, whatever. Somos españoles y si no tenemos una excusa para irnos de vacaciones nos la inventamos. Y para estar preparados para los inminentes días de asueto (dejadnos soñar un poco) o los que disfrutemos en breve, nada mejor que una puesta al día sobre el mejor, más fiel y práctico compañero de viaje: la maleta. Porque en FPM somos divinos desde la propia cinta del aeropuerto. Todavía no nos reciben con flashes -todo llegará-, pero tenemos un buen equipaje a la espera de que eso suceda un día y, lo que es mejor, nuestras maletas son de esas que, en cuanto aparecen en la cinta de recogida de equipaje, concentran todas las miradas.

Sentimos AMOR inmediato por esta increíble colaboración entre Anna Sui y la marca de equipaje Tumi que vimos en el desfile de la colección de primavera / verano de la diseñadora americana. El print es Sui total, con los colores y el diseño tan habituales en sus prendas: es a la vez femeninísimo, dulce y muy llamativo, mientras que la línea es muy elegante a la vez que formal… Ya no hace falta irse a la Polinesia francesa para sentirse un poco it-girl. La colección, conformada por cuatro piezas, estará disponible solo en la web de Tumi en Estados Unidos a partir del 10 de marzo.

Y de la elegancia neoyorquina de Anna Sui al desparpajo y la ironía british de Lulú Guiness. Esta firma capitaneada por la dama que le da nombre no hace bolsos: diseña pequeñas obras de arte en las que, encima, te caben cosas. Mira tú que bien. Era cuestión de tiempo que dieran un paso allá y se atrevieran con el diseño de equipaje. Y voilá: su línea de maletas no es del todo reciente, pero no nos cansamos de echarle un vistazo, disfrutar con sus hedonistas y divertidos diseños (los labios de Lulú son tan conocidos comos los de Angelina Jolie e igual de artificiales) y soñar con unas buenas vacaciones en la capital del Imperio Británico.

Pero si en algún sitio saben hacer complementos de calidad insuperable es en Italia. Ante las colaboraciones o las incursiones puntuales habrá quien piense aquello de “zapatero a tus zapatos” (o “maletero al…¿maletero?”) y prefiera gastar sus euros en una marca con años de experiencia que le dé calidad y un buen diseño. Y para eso tenemos a Carpisa, una firma italiana especializada en complementos que este verano apuesta por los colores vivos que transmitan la alegría de las vacaciones desde el momento en el que llenes las maletas. Tienen un punto más discreto y son más de señorita, con cierta inspiración francesa (¿puede haber algo más chic que un puente aéreo Roma-París?) y contando con materiales de primer orden. Apuesta (de clase) segura.

[Estela Cebrián]

No Hay Más Artículos