La firma francesa con origen italiano (menudos genes, ¿eh) Antik Batik está de enhorabuena estos días porque cumple nada menos que veinte años. Dos décadas han pasado desde que Gabriella Cortesi decidiera plasmar en sus prendas de ropa todo lo que había aprendido y visto en sus innumerables viajes por el mundo. Porque Antik Batik nació como una firma de moda viajera, ambiciosa y, sobre todo, con una marcada vocación de innovar y alegrar los armarios de las mujeres occidentales, a veces demasiado constreñidos por tanto litlle black dress y cánones de tendencias aburridos y monocromos.

Desde Perú a Indonesia, si hay una marca que puede presumir de exportar el boho chic y adaptarlo a la ajetreada vida europea, esa es Antik Batik, que desde sus inicios apostó por el color, los estampados, los tejidos exóticos y vaporosos y, sobre todo, una paleta de colores que, como el pasaporte de su creadora, no tiene fronteras. Sus patrones apuestan por tradición y calidad, pero sus telas y estampados juegan al riesgo y a lo novedoso. Si eres de las que sólo puede combinar el gris con el blanco, te perderás en sus océanos de complementos, accesorios, lentejuelas, añadidos y su llamativa filosofía del mitch-match a toda costa. Pero si te gusta abrir el armario y que desde dentro despida luz, no te pierdas la colección de esta temporada: tan atrevida como siempre, coqueta como nunca.

La apuesta son los tonos claros combinados con un toque de luz, ya sea desde el contraste de los aguamarinas y los fucsias con el blanco, como a través de los infinitos detalles de sus vestidos y comnplementos. Ver estas prendas es sentir la brisa marina en la cara y el olor a salitre en el aire. Oh si, Antik Batik nos deja el cuerpo listo para las vacaciones… Semana Santa, here we go!

No Hay Más Artículos

Send this to a friend