tops-picture-you-sharing

endel, Darwin, Wallace. Evolución y evolucionismo; adaptación y supervivencia. Pero todo ello a pasos agigantados, a lo bestia, with a passion. Lo aplicaremos aquí a la escena musical, pues el cuarteto canadiense TOPS se ha convertido en dos años en la cosa más excitante que le ha podido ocurrir al pop en este 2014. Y si bien es cierto que hace dos temporadas, con su debut “Tender Opposites” (Arbutus, 2012), ya eran tan fuertes sus miradas, elegantes y estudiadas, “Picture You Staring” (Arbutus, 2014) reinventa la nueva voz para las mismas emociones: melancolía, (des)esperanza, alegría de vivir. “Picture You Staring”…
El segundo álbum del joven cuarteto canadiense TOPS apuntala lo que parecían sugerir sus temas de adelanto. Estamos ante la colección de canciones de naturaleza inquebrantablemente pop más perfecta en lo que va de año. Una proeza de la genética musical.
PUNTUACIÓN - 94%

94%

Esencial

El segundo álbum del joven cuarteto canadiense TOPS apuntala lo que parecían sugerir sus temas de adelanto. Estamos ante la colección de canciones de naturaleza inquebrantablemente pop más perfecta en lo que va de año. Una proeza de la genética musical.

Mendel, Darwin, Wallace. Evolución y evolucionismo; adaptación y supervivencia. Pero todo ello a pasos agigantados, a lo bestia, with a passion. Lo aplicaremos aquí a la escena musical, pues el cuarteto canadiense TOPS se ha convertido en dos años en la cosa más excitante que le ha podido ocurrir al pop en este 2014. Y si bien es cierto que hace dos temporadas, con su debut “Tender Opposites” (Arbutus, 2012), ya eran tan fuertes sus miradas, elegantes y estudiadas, “Picture You Staring” (Arbutus, 2014) reinventa la nueva voz para las mismas emociones: melancolía, (des)esperanza, alegría de vivir.

Picture You Staring” ejemplariza la concreción del sonido planteado por TOPS en su candoroso debut, un disco cargado de buenas ideas encantadoramente dispersas. Aquella primera obra, un Bildung melódico que sonaba orgulloso en su amateurismo, casi lo-fi pero masivamente infeccioso gracias a composiciones como “Easy Friends”, “She’s So Bad” o “VII Babies”, situaba a la banda de Montreal como uno de los secretos pop más bonitos por descubrir.

La concreción del sonido en “Picture You Staring” a la que antes hacía referencia apunta hacia una asunción de los preceptos dream pop, pero lejos de ceñirse a un cierto encapsulamiento estilístico, las doce canciones del álbum actúan como agentes porosos por los que penetran diversas influencias. Ahí está una vaporosa “Outside” de innegable ascendencia 80s, casi una respuesta en forma de confesión intimista y nocturna al “Take My Breath Away” de Berlin, con la voz aniñada y hasta cierto punto nasal de Jane Penny como elemento prínceps al que siguen sintetizadores, bases programadas y una poderosa línea de bajo. Y, mientras “All The People Sleep” o “Driverless Passenger” sí sugieren acercarse al legado al legado de Cocteau Twins por la vía del músculo y de la atmósfera respectivamente, en “Superstition FutureTOPS juegan de manera inteligentísima con la variación armónica para afectar el estado de ánimo del oyente. Por otra parte, si bien quizás el matiz de optimismo y melancolía y la perfección melódica de “Change Of Heart”, primer adelanto del álbum en forma de single compartido con la susurrada “Sleeptalker”, no se ven superados por el resto de temas de “Picture You Staring”, poco lamento cabe ante piezas como “Blind Faze” o “2 Shy”, que le pintan la carita a los mismísimos Real Estate.

Pequeña deslumbrante joya íntima, que ataca a múltiples niveles en la consciencia emocional, “Picture You Staring” resulta a veces casi incómodo por lo sincero (“Is that the way that you are? I can picture you staring out the window, not caring” canta Penny en “Way To Be Loved”), siempre apasionante por lo preciso y definitivamente esencial por llevar al pop a semejantes cotas de excelencia. Lo de TOPS es una bendita constelación melódica donde todo brilla y es precioso, demasiado precioso como para ser cierto. Y sin embargo, regocijaos, pues lo es. Enamorarse cuesta poco. Sucumbid ya, por favor.

 

No Hay Más Artículos

Send this to a friend