En la cabecera web del sello madrileño Gran Derby se lee “Haciendo la vida más complicada desde 2010”. Y es que “¡vaya una idea de crear un sello en estos tiempos que corren!” les habrán soltado más de uno. Pero, leches, más complicado es vivir con la frustración de no hacer lo que a uno le gusta de verdad… ¿no? El amor y la pasión por la música es lo que ha llevado a Gran Derby a, en apenas dos años, contar con un total de siete bandas en su plantilla (más algunos esporádicos con los que se puede palpar el buen colegueo). Todo un hito que bien merecía una bonita fiesta entre amigos, curiosos y apasionados de la música. Por el Neu!Club acabaron desfilando, por primera vez en la historia del sello, ese total de siete grupos de los que no puedo evitar dejar plasmadas algunas palabras claves que me vinieron a la cabeza en cada una de las actuaciones. Mejor esto que aburriros con una extensa y pretenciosa crónica individual. Ahí va…

Buena Esperanza. Sangre, sudor y más sangre. A guitarrazo limpio. Cómo disfruta Pepo aporreando la batería (y nosotros con él). ¡Viva el emocore! Superpez. Pop. Calma tras la tormenta. Mejor cuando se ponen más oscuritos. Tripulante y Crucero. Bossa nova. Incluso Vampire Weekend. Moviendo caderas. También tocan el ukelele. Me apetece un mojito. Nine Stories. Suave. Bonitas melodías. Buen rollo entre el público. Allfits… digo Alondra Bentley. Sustitución de última hora por enfermedad. Actuación sorpresa. Juego incluído con regalo para el público. Preciosa voz. Gabriel y Vencerás. ¡Esto promete! Adoro las pintas del cantante. Adoro el nombre del grupo también. Guitarras destartaladas. Voces destarladas. Quiero más. The Secret Society. Niñas borrachas que cabrean a Pepo. Da igual. Sus canciones son jodidamente buenas. Más dolor. Que viva The Secret Society.

Y, sobre todo… ¡que cumplan muchos más!

[TEXTO Y FOTOS: Alejandro Masferrer]

No Hay Más Artículos