Este corto de animación tiene a todo Internet llorando con una preciosa historia de amor entre dos niños gays

Internet se ha rendido (con el corazón un poco roto) ante “In a Heartbeat”, un corto de animación sobre dos niños que descubren su amor gay.

 

Siempre se ha dicho de la comunidad gay que tiene una especie de fijación por “sacar del armario” a todo el mundo… Y, más allá de la broma interna, hay que reconocer que parte de verdad hay en esa acusación, pero es que hay que entender que la comunidad LGBTIQ ha sido perseguida durante tanto tiempo que resulta normal que quieran ir sumando “miembros” que hagan más grande la causa. Aunque esos “miembros” sean personajes de dibujos animados, que es precisamente un campo en el que hace tiempo que se reclama una mayor presencia de caracteres que representen un mayor espectro de opciones sexuales.

En los últimos tiempos hemos querido sacar del armario a Elsa de “Frozen“, pretendimos ver una pareja de lesbianas en el trailer de “Buscando a Dory” y, sobre todo, enloquecimos cuando la Disney por fin decidió introducir un personaje abiertamente gay en una de sus películas, aunque esta no fuera de animación sino de imagen real. Ya sabe, estamos hablando de LeFou en “La Bella y La Bestia“. Pero a lo que vamos: que no es suficiente, la verdad. Que necesitamos más personajes LGBTIQ en la animación… Y eso es lo que vienen a solucionar Beth Davis y Esteban Bravo con su corto “In a Heartbeat“.

Estos dos estudiantes del Ringling College of Art & Design (Florida) han conseguido revolucionar Internet con una pieza de animación deudora de la estética Pixar que nació como un Kickstarter. El objetivo era recaudar 3.000$ y acabaron por hacerse con un monto final de 14.000$. Por algo sería… Y es que “In a Heartbeat” es una pequeña gran maravilla que lleva acumuladas más de seis millones de visualizaciones en los dos días que lleva publicada en YouTube.

Al fin y al cabo, lo que podemos ver en el corto de Davis y Bravo es de lagrimita sincera y rendida: un chico enamorado de otro, su corazón loco, ese corazón a punto de romperse bajo la mirada de sus compañeros de clase… y el final. Ese final que no os vamos a desvelar porque “In a Heartbeat” dura cuatro minutitos de nada. No necesita más para dejarte KO a base de amor puro y duro. [Más información en el Facebook de “In a Heartbeat”]

 

No Hay Más Artículos