Jason deCaires Taylor ha montado el primer museo que sólo puedes ver bajo el agua

¿Alguna vez has soñado con ver un museo haciendo submarino? Pues ya no es una locura, sino una realidad gracias a Jason deCaires Taylor.

 

Está claro que una de las mayores preocupaciones del arte de nuevo siglo es explorar el diálogo entre la obra y su entorno. Por “entorno”, sin embargo, no hay que entender aquí un marco puramente museístico, ni mucho menos. Más bien todo lo contrario: el arte hace mucho tiempo que salió fuera del museo, salió a la calle, salió a los bosques y salió todo un conjunto de espacios en los que las obras revelan nuevos y estimulantes significados. Aun así, pocas veces habrás visto algo tan impactante como el maravilloso tinglado que Jason deCaires Taylor ha montado en Lanzarote.

Se trata del primer museo del mundo que solo se puede ver bajo el agua. Vamos, que es un museo subacuático y que, por lo tanto, se disfruta exclusivamente haciendo submarinismo (o alguna de sus variantes). Pero, como no podía ser de otra forma en pleno siglo 21, el artista ha creado este espacio subacuático (formado por un total de diez instalaciones que incluyen más de trescientas esculturas en un espacio de 50m x 50m) de una forma completamente eco-sostenible que, además, abra una vía de diálogo con el espectador y le conciencie de la necesidad de conservar el fondo marino.

Las esculturas de Jason deCaires Taylor están realizadas en un material con un ph neutro capaz de durar siglos, aunque el verdadero interés aquí será ir viendo cómo el fondo marino va transformando las propias esculturas invadiéndolo con su flora y su fauna. De hecho, la instalación del artista sirve como arrecife artificial que enriquecerá el lecho marino de Lanzarote y que será hogar para grandes bancos de peces. Y todo ello celebrando la identidad de la isla, ya que las esculturas se han realizado usando a muchos habitantes de Lanzarotes que se ofrecieron como voluntarios para quedar inmortalizados en este museo subacuático.

No sabemos vosotros, pero nosotros ya tenemos bien clarito cuál va a ser nuestro destino deseado para este verano (lo que es una buena señal e indica, por cierto, que esta acción artística también puede dinamizar el turismo cultural de la zona). Habrá que aprender submarinismo, ¿no? [Más informacion en la web Underwater Sculpture de Jason deCaires Taylor] [Las imágenes a continuación son de esculturas acuáticas en diferentes lugares además de Lanzarote]

 

No Hay Más Artículos

Send this to a friend