“Las Huellas” es una de las renovadoras más profundas de la ficción patria… Por eso queríamos que Jorge Carrión recomendara un libro en nuestro Book Club.

 

Por sus obras le conocerán… Que dicen por ahí. Y la verdad es que la obra de Jorge Carrión ha hecho que sea sobradamente conocido por todos nosotros. Para empezar, como uno de los paladines de aquel Afterpop que al final resultó ser más trampolín para nuevas voces que otra cosa. Pero es que, además de eso, Carrión se ha convertido en una de las firmas más profundamente necesarias de nuestro periodismo cultural, colaborando en cabeceras como La Vanguardia, Eñe o National Geographic y embarcándose en maravillosas aventuras como la co-dirección que bordó en la revista literaria Quimera entre los años 2006 y 2009.

Aunque, claro, si por las obras tenemos que conocer a Jorge Carrión, es necesario afirmar aquí y ahora que son sus obras específicamente literarias las que la han proporcionado un mayor impulso dentro del panorama de la cultura patria. La trilogía “Las Huellas“, formada por las novelas “Los Muertos“, “Los Huérfanos” y “Los Turistas” (y epilogada por esa “Los Difuntos” que acaba de ser publicada por Aristas Martínez), ha sido las principal culpable de que Carrión sea considerado uno de los renovadores más elocuentes de la ficción española… Al fin y al cabo, su capacidad para jugar con los géneros, para sacudir los clichés clásicos y reordenarlos en un puzzle completamente nuevo, es algo que no se ve (ni se lee) cada día.

No quiero recomendar tanto al Moore de obras maestras como “From Hell” o “Watchmen” como el que se mete de lleno en el laberinto de la metaficción.

Por todo ello, pero sobre todo para celebrar el reciente lanzamiento de la mencionada “Los Difuntos“, le hemos pedido a Jorge Carrión que se una a nuestro Book Club. Ya sabéis cómo funciona: el autor hace una recomendación para que todos vosotros tengáis una lectura de calidad en las próximas semanas… Y, mientras tanto, no está de más buscar conexiones entre la recomendación de Carrión y su obra. Aunque en este caso, la verdad, no hay que quebrarse mucho la cabeza para detectar los ecos de Alan Moore en la obra de nuestro autor invitado.

 

lost-girlsJorge Carrión recomienda “Lost Girls” de Alan Moore y Melinda Gebbie y “Promethea” de Alan Moore:Tal vez -pienso ahora, varios años después de la escritura de la posible tetralogía- el proyecto artístico que más influencia ha ido arrojando durante años, sin que yo me diera cuenta, sobre lo que yo escribía en clave de ficción, era el de Alan Moore. En otras palabras: Alan Moore es el Dios del mundo de “Las Huellas” (y lo que es más grave o interesante: hasta ahora no me había dado cuenta). No tanto el Moore de obras maestras como “From Hell” o “Watchmen” como el que se mete de lleno en el laberinto de la metaficción.

prometheaPienso sobre todo en dos cómics: “Lost Girls“, donde se cuenta la vida erótica de personajes del imaginario colectivo como Wendy (de “Peter Pan“) o Dorothy (de “El Mago de Oz“); y “Promethea“, donde Moore nos explica cómo es la Inmateria, esa substancia, esa dimensión, donde conviven todos los mitos, todas las ficciones. Recomiendo, por tanto, esas dos novelas gráficas del Dios que, invisible, une “Los Muertos” con “Los Difuntos“. Omnipresente y sutil.

No Hay Más Artículos

Send this to a friend