asap-moss-portada

Eleven Paris pone orden al desfase que surge cuando se juntan Kate Moss y A$AP Rocky… El resultado es una colección cápsula realmente impactante.

 

¿Qué puede pasar cuando se juntan Kate Moss y A$AP Rocky? Sí. Que sí. Que lo sabemos. Que la broma es demasiado fácil y demasiado tentadora como para no hacerla: si se juntan estos dos juerguistas natos lo único que puede y debe esperar la Humanidad al completo es que la líen parda hasta un nivel tan extremo como el de la trilogía de “Resacón en Las Vegas“. Pero, ¿sabes ese amigo que tenemos todos que se dedica a poner cordura entre los colegas más loquers? Pues ese es Eleven Paris, y se acaba de meter entre Kate Moss y A$AP Rocky.

El resultado ha sido una colección cápsula realmente tremenda: una ristra de musts absolutos en forma de camisetas y sudaderas de distinto pelaje que se van a convertir en las piezas más deseadas de los armarios de medio mundo. Hay un poco de todo, pero evidentemente la estrella en ambos casos es el estampado de la fotografía de rigor que ha de hacerse todo aquel que se arrima a Eleven Paris: la instantánea en primer plano de ellos mismos poniendo entre el labio y la nariz un dedo índice con un pequeño y divertido mostacho. Pero, espera, ¿es realmente esta la estrella de esta colección?

Porque es que, la verdad, a la nueva incorporación de camisetas y sudaderas con números y nombres (A$AP 88 y MOSS 74, suponemos que en referencia a los años de nacimiento de las dos estrellas) se le suma un twist maravilloso… Para empezar, las sudaderas con estos nombres y números pero dos estampados nuevos: una Union Jack para Kate y una especie de horror vacui escultórico mojárabe para Rocky. Y, ahora sí, la joya de la corona: dos recreaciones de la imagen de las estrellas en versión cristalera multicolor de catedral gótica. Este es, sin duda, nuestro favorito. ¿Y el tuyo?

 

No Hay Más Artículos

Send this to a friend