katy-b-danger-epMuchas de las grandes alegrías musicales del año que se fue nos llegaron en forma de EPs. Apenas se despedía el 2012 y todavía no le habíamos sacado el suficiente pringue a lo de AlunaGeorge, lo de Solange, a lo nuevo de Burial… Y eso sin contar las ediciones que sí tuvieron el tiempo necesario para tener su recorrido y asentarse en nuestra lista de mejores EPs bien disfrutadas y digeridas. Una lista que, por lo granadísimo de lo que podemos encontrar en ella, viene a demostrar que es un buen momento para este formato y, de hecho, invita a la reflexión sobre la necesidad de seguir reivindicando el LP como formato musical universal. Muchas veces es muchísimo más satisfactorio escuchar cuatro canciones que suenen a oro que disfrutar de cinco y tragar relleno. Y, seamos sinceros: esto último pasa demasiado últimamente.

Es normal: resulta muy difícil hacer catorce canciones buenas. Así que el EP se erige como un formato flexible y el más honesto posible. A muchos les sirve como carta de presentación, a otros como simple divertimento y a otros como pre calentamiento entre entregas en formato largo que los artistas aprovechan para recordarle al público que siguen currando y que están en buena forma. Es el caso de Katy B, que después de firmar un estreno tan notable como lo fue “On A Mission” (Sony, 2011) calienta motores para su continuación con “Danger“, un EP autoproducido que tuvo a bien regalar a quien se lo quisiera descargar -y que a nosotros se nos escapó en nuestra lista del año pasado- y en el que ha colaborado un montón de peñita guay (Diplo, Iggy Azalea, Jessie Ware, Geeneus, Jacques Green, Zinc y Waley) que le ha acabado de dar un lustre de lo más resultón.

Danger” es el mejor pre calientamiento posible porque, aunque en este entrega siguen sonando los sonidos que la B supo hacer suyos de forma inteligente (el urban londinense y el popstep más asequible), también sabe sacar partido de las colaboraciones que le ayudan aquí (contar con tres productores como Jacques Greene, Diplo y Geeneus es como que los Reyes Magos te regalen un Master en cualquier Universidad que elijas) y seguramente tomará nota de todo lo bueno que esos tres le han aportado a estas cuatro canciones: el funky sedoso que Geeneus y Jessie Ware le insuflan “Aaliyah“, el piyuleo discotequero de “Get Paid” (que debería ser el himno del 20 Aniversario del Sónar gracias esa sirenita de autos de choque que suena de vez en cuando) por obra y gracia de Zinc, los beats mazacotes de “Light As A Feather” tan marca de la casa de Diplo y los bajos con los que Jacques Greene engorda “Danger”. Nuevas fronteras musicales que deberían aparecer en ese esperado segundo álbum que aquí la revalidan como la auténtica (y única) reina del popstep.

La continuación de “On a Mission” verá la luz este 2013 y, por lo visto, parece que ya está acabada, a falta de pasarle el Pronto y el paño y dejarla reluciente y lista para su entrega. Pero “Danger” es tan bueno que no suena a disco puente, sino que da muestras de una vitalidad genial y deja con unas ganas bastante bestias de escuchar qué es lo que nos tiene preparado la inglesa. Si es la mitad de bueno que este EP, vamos a gozarlo a lo grande con ella. Otra vez.

No Hay Más Artículos

Send this to a friend