casa-tarradellas

Pelearte por el último trozo, tunear tu pizza… Si todo esto te suena, es porque, como dicen en Casa Tarradellas, sabes que #ComoEnCasaEnNingúnSitio.

 

Llamadnos ñoñarros, pero esta campaña de Casa Tarradellas nos ha tocado en lo más profundo… Pero es que, oye, ¡somos humanos! Pero empecemos por el principio: la nueva locura de la marca de pizzas no tiene tampoco tanto de locura y sí bastante de llamada a los sentimientos que tienes más escondidos en el corazoncito. El vídeo presenta poco más de minuto y medio de situaciones cotidianas que suelen darse cuando alguien saca una pizza del horno (y toda la parafernalia que suele acompañar a este gesto tan aparentemente sencillo).

La cuestión es que, al fin y al cabo, todo este conjunto de situaciones cotidianas seguro que te van a hacer temblar el corazón porque te recordarán a las que viviste de pequeñito con tu familia, de joven con tus colegas o en el presente con aquellos a los que quieres: ese momento en el que te peleas con tu pareja porque la otra persona se coma el último trozo, el padre a dieta que dice que no cenará y acaba sucumbiendo, el cuñado jeta que va cortando “mitad y mitad” para quedarse la mejor parte, el amigo que se tunea la pizza a su gusto y luego dice que ya venía así…

Lo dicho: imposible no emocionarse un poquitín. E imposible también no querer darle caña al hashtag que han propuesto desde Casa Tarradellas para esta acción: #ComoEnCasaEnNingúnSitio. Porque así es: la pizza, no te sabrá en ningún sitio tan buena como en tu casa. Y, ¿sabes por qué es? Porque en casa siempre se le añade un ingrediente secreto y realmente mágico: el mero acto de compartirla con la gente a la que quieres. A no ser, claro, que seas un poco Mr. Scrooge y todo lo que estamos diciendo te suene a telenovela venezolana protagonizada por gente demasiado intensa. Pero, si es así, ¿qué carajo haces leyendo un medio como el nuestro?

 

No Hay Más Artículos