¿Eres de los que se preguntan si merece la pena hacerse con un iPhone 6S? Entonces atiende, porque te explicamos las cinco novedades que más nos flipan del nuevo smartphone de Apple.

 

En Fantastic Plastic Mag ya hace un mes (o algo así) que somos orgullosos poseedores de nuestros nuevos iPhone 6S… Y, la verdad, desde entonces, no hemos podido evitar observar en redes sociales que muchos de nuestros colegas y conocidos lanzaban una pregunta al espacio (virtual): ¿merece la pena hacerse con el nuevo iPhone 6S? Claro que esa pregunta siempre venía matizada con diferentes casos concretos: ¿merece la pena si se tiene un iPhone 6? ¿Merece la pena si se tiene un iPhone 4? ¿Merece la pena si se tiene un Nokia 3310? Y cada caso, al fin y al cabo, es un mundo que merece ser ponderado y respondido en relación a sus características concretas.

Ahora bien, si nos preguntan a nosotros, tendremos que decir que el iPhone 6S merece la pena tengas el teléfono que tengas por una cuestión fundamental: el 3D Touch, que viene a ser la mayor revolución en dinámica de uso de los smartphones desde la aparición (ahora nos damos cuenta que lejana) del MultiTouch que nos permitió interactuar con la pantalla de aquellas formas que siempre habíamos visto en las películas futuristas de sci-fi. Pues no, señores, el futuro era esto.

Y es por eso mismo por lo que el 3D Touch ocupa tres de las cinco novedades que más nos flipan del nuevo iPhone 6S: porque es suficientemente complejo como para dividirlo en varios apartados y porque, la verdad, nos encontramos tan sólo al inicio del camino. Recordad lo que os decimos: el verdadero potencial del 3D Touch lo veremos en los próximos años. Y va a ser pura C R E M I T A.

 

iphone-6S-02

1. 3D TOUCH: PRODUCTIVIDAD. Puede que la palabra “productividad” no sea la más epatante cuando piensas en algo como un smartphone. Lo sabemos. Lo primero es el ocio… Pero, quieras o no, al final todos utilizamos el teléfono para ser productivos y, por lo tanto, no deberíamos pasar por alto lo que puede hacer por nosotros algo como el 3D Touch. Os explicamos algunas de las cositas para lo que lo estamos utilizando en FPM como si no hubiera un mañana: para previsualizar los correos electrónicos sin necesidad de abrirlos (y lo mejor de todo es que, también sin abrirlos del todo, puedes eliminar o marcar como leído un mail con un toque de dedo similar al de Tinder); para abrir adjuntos de los mismos correos electrónicos que normalmente están ocultos sin necesidad de tener que ir a otras aplicaciones; para previsualizar fechas en el calendario y, si nos interesa, marcar un nuevo evento en el mismo… Y volvemos a repetirlo: esto es tan sólo el primer estado del 3D Touch. A partir de aquí, el cielo es el límite.

2. 3D TOUCH: APPS Y MENÚS. Hay una cosa que todavía no os hemos explicado todavía pero que es muy imporante: el 3D Touch no sólo te ofrece la posibilidad de “jugar” con un nivel de profundidad, sino con niveles infinitos. Por ahora, las acciones más comunes son dos: el “peek” (presionando suave) y el “pop” (presionando con mayor ahinco). A partir de aquí, se trata de ir probando a lo largo y ancho de tu teléfono. La opción más cosmética es la del propio interfaz del iOS 9 sobre el que están todas las apps: si presionas suavemente el icono de una app que soporte 3D Touch, se desplegará un pequeño menú que te da acceso directo a las acciones más comunes (esperamos que, en el futuro, podamos configurar esas acciones). Pero es que, además, dentro de cada app vas a encontrar formas diferentes de jugar con el 3D Touch: en Instagram puedes previsualizar usuarios y sus fotos sin necesidad de ir a su perfil, en la app de fotos puedes hacer una preview de una miniatura sin necesidad de pasar al visor grande, en iTunes Music puedes previsualizar un álbum para ver si contiene esa canción que te mola… Y, de hecho, si del “peek” decides pasar al “pop” para ir a la aplicación correspondiente o abrir del todo lo previsualizado, en la esquina superior izquierda aparecerá una útil flecha que te llevará directo hacia tu punto de partida. Más cómodo, imposible.

iphone-6S-03

3. 3D TOUCH: JUEGOS. Ahora coge todo lo dicho hasta este momento y aplícalo al ocio puro y duro: ¡los juegos! Por ahora, ya son muchos los juegos que han decidido aprovecharse del 3D Touch: “AG Drive“, “Badland“, “Magic Piano“, “Blobs“… Cada uno de ellos aprovecha los diferentes niveles de profundidad para acciones diferentes: distintos niveles de aceleración en juegos de conducción, armas diferentes en juegos de disparos y todo lo que se te pueda ocurrir. Bueno, no, más bien todo lo que se les pueda ocurrir a los diseñadores de juego, que suponemos que llevan meses frotándose las patitas con un juguete tan tremendo como el 3D Touch. Así que ya sabes: lo mejor está por venir.

4. FOTOS. Las fotos también se han visto ostentosamente mejoradas en el iPhone 6S. Para empezar, en lo que a calidad respecta: conocedores de que un aumento de cantidad píxeles no implica necesariamente una mejora de calidad en lo que respecta a la fotografía digital, lo que han hecho desde Apple es aplicar otra de sus pequeñas grandes revoluciones y ¡hacer los píxeles más pequeños! ¡Más pequeños todavía! Ahora, las imágenes del iPhone 6S corren a 12 mpx y los vídeos a 4k, lo que es un locurón de aquí no te menees que va más allá de lo que entendemos por HD. Y, por si eso fuera poco, ahora, cuando tomas una foto, puedes activar la opción de que sea una Live Photo: en tu carrete la verás como una foto normal, pero si utilizas el 3D Touch sobre ella verás que hay un micro video que graba un poco antes y un poco después del momento de la propia foto. Os lo prometemos: las Live Photos dan pie a situaciones muy pero que muy divertidas (y un poco surrealistas). Ya lo veréis con vuestros propios ojos.

5. TOUCH ID. Y, por último, algo que nos ha dejado bastante flipados. Si el Touch ID fue la principal mejora en el iPhone 6, al utilizar el nuevo iPhone 6S nos hemos dado cuenta de que, aunque allá funcionaba bien la tecnología, aquí funciona a un nivel excepcional: la velocidad con la que el teléfono reconoce tu huella en el iPhone 6S es realmente sorprendente. De hecho, ten cuidado: si eres de los que saca el teléfono del bolsillo poniendo tu dedo sobre el botón de apertura del Touch ID, cuando llegue a tu mano ya estará más que abierto. ¡Evita sorpresas!

 

No Hay Más Artículos

Send this to a friend