Lo cierto es que, visto a día de hoy, todo el fenómeno de “Las Tortugas Ninja” fue bastante ridículo: cuatro tortugas antropomórficas (clavaditas entre ellas a excepción del arma de cada una y del color de su bandana) con nombres de pintores italianos renacentistas lideradas por una rata gigante con pinta de maestro zen oriental… Típico caso que hace pensar: ¿qué coño se tomaban los guionistas de los 80? (¡Que compartan!) Aunque, mirado de cerca, no es menos psicotrópico que el punto de partida de “Los Teletubbies” o “Las Supernenas“. Sea como sea, la cuestión es que los célebres personajes ochentosos tuvieron de todo: serie de animación televisiva, álbum de cromos, videojuegos e incluso una franquicia cinematográfica a la que están a punto de aplicarle un lifting en ese formato “reboot” que tan de moda se está poniendo en EEUU. La liebre saltó cuando los derechos de la saga fueron adquiridos por Platinum Dune, la productora de Michael Bay responsable de muchos de los films del furor remakero de terror de los últimos tiempos (“Viernes 13“, etc.); y ahora, después de cierto baile de guionistas, por fin hay un director al frente del proyecto. Se trata de Jonathan Liebesman, responsable de films como “La Matanza de Texas: El Origen” o la reciente “Ira de Titanes” (secuela de “Furia de Titanes“, por si a alguien le había despistado el título). Hijos de los 80, ya tenemos otro motivo para la nostalgia.

No Hay Más Artículos

Send this to a friend